«Es muy difícil parar ya la huelga total del lunes», advierte el Sindicato Médico

Imagen de archivo de la primera jornada de protesta de los médicos en Valdecilla el pasado lunes/DM .
Imagen de archivo de la primera jornada de protesta de los médicos en Valdecilla el pasado lunes / DM .

Sanidad cita de nuevo al comité este jueves para buscar una salida al conflicto, mientras Valdecilla y los centros de salud sufren la tercera jornada de paros parciales

Ana Rosa García
ANA ROSA GARCÍASantander

«Es muy difícil parar la huelga total de médicos prevista a partir del lunes, porque nuestros compañeros nos lo están pidiendo a gritos», advierte el Sindicato Médico en la tercera jornada de paros parciales en la profesión tanto en Valdecilla, donde una mañana más los quirófanos han funcionado únicamente para las urgencias y casos graves entre las ocho y las diez de la mañana (es ahí donde la movilización está teniendo más impacto) y se han suspendido algunas consultas especializadas.

Según el balance oficial del SCS, el seguimiento tanto en el hospital como en los centros de salud –donde la huelga se concentra de 12.00 a 15.00 horas– es del 23% (341 profesionales de una plantilla de 1481), aunque cabe recordar que en Sierrallana y el Hospital de Laredo no está teniendo apenas repercusión.

El sindicato ha lanzado la advertencia en el transcurso de una rueda de prensa en la que ha informado de las negociaciones con el gerente del Servicio Cántabro de Salud, Benigno Caviedes, que fracasaron la tarde del martes, aunque apenas unas horas después se concertó una segunda cita para mañana jueves. «No tenemos ganas de conflicto y confío en que haya voluntad política para buscar una salida, porque a partir del lunes empezaría algo de difícil retorno», avisó Vicente Alonso, secretario general del Sindicato Médico. El vicepresidente de la organización, Santiago Raba, señaló que «nos encontramos con una Administración desorientada y, a nuestro juicio amortizada, que fruto de la improvisación que ha ejercido con los problemas que se les ha ido planteando, han situado el acuerdo pactado en un brindis al sol».

Un acuerdo, recordó Raba, cuya «razón de ser» era «la seria y grave escasez de médicos en esta comunidad, que implicaba la necesidad de plantear cambios organizativos a fin de disminuir en la medida de lo posible la sobrecarga en las agendas médicas y en los quirófanos y, por otro lado, compensando ese esfuerzo con mejoras retributivas y laborales para fidelizar a los médicos y captar nuevos facultativos». El sindicato atribuye la cascada de conflictos a los que se ha tenido que enfrentar la Consejería de Sanidad a la «rapiña de otros grupos sindicales que representan a colectivos que, sin aportar nada nuevo al sistema y sin exigencias por encima de sus competencias, encontraron un caldo de cultivo para mejoras retributivas no vinculadas a compromiso alguno».

CCOO y UGT desconvocan la huelga

CCOO y UGT han desconvocado los paros y la huelga indefinida anunciada a partir del próximo 23 de junio después de haber ratificado este miércoles, día 15, en la mesa sectorial el acuerdo alcanzado el lunes con la Consejería de Sanidad.

Ambos sindicatos han mostrado su «máxima satisfacción» tras la rúbrica del documento, que afecta a cerca de 9.000 trabajadores del SCS que «verán mejoradas sus condiciones laborales»

Con motivo de este consenso, las dos formaciones reivindican un nuevo modelo de gestión integral de Atención Primaria, que deberá ser consensuado en la Mesa Técnica donde estén representados «todos» los profesionales.

Aseguran también que la rúbrica del acuerdo permitirá la implantación «real y efectiva» de las 35 horas semanales, tal y como se consensuó el pasado mes de octubre,

En su conjunto, el acuerdo recoge las principales reivindicaciones de los dos sindicatos, entre ellas la creación de empleo -más de cien puestos de trabajo en 2019 y otros tantos en 2020- y la efectividad de la jornada de 36 horas para el primer año de implantación.

También se asegura la no discriminación entre categorías profesionales, con la adecuación retributiva del pago de los festivos especiales (24, 25, 31 de diciembre y 1 y 6 de enero) para todos los trabajadores y de las guardias localizadas (buscas), tanto en sus condiciones de presencia física como en su retribuciones, o la progresiva dotación de personal celador en los Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP), con cuatro nuevas plazas a partir de junio que se incrementarán hasta las 28.

En consecuencia, interpreta que se «han incumplido» acuerdos alcanzados, como el de la carrera profesional para interinos («El zafio cambio de criterios deja fuera de ese complemento a dos tercios de ese colectivo», denuncia Raba), «con el único fin de ahorrar dinero para pagar la fiesta a los demás colectivos». De hecho, tilda de la «gran irresponsabilidad por parte de la Administración» que, teniendo a los médicos en su tercer día de paro, «se haya permitido el lujo de celebrar una mesa sectorial con el resto de sindicatos en la que ni se nombra al médico, pero en la que se podrían adquirir compromisos que tanto económica como organizativamente pudieran tener repercusiones en el trabajo del médico». Una reunión en la que se ha aprobado el preacuerdo firmado el lunes por Sanidad y los sindicatos UGT y CC OO, que recoge las reivindicaciones que garantizan que la adecuación a la jornada de 36 horas semanales conlleva «creación de empleo» y es «igualitaria para todas las categorías profesionales en cuanto a horas extra y guardias».

«Tenemos esperanzas de que a la Administración le quede un resquicio de sentido común y se avenga a encauzar la situación, defendiendo la importancia del médico dentro del sistema sanitario y la necesidad de que el trabajo de éste se realice en las mejores condiciones», indica el Sindicato Médico