Este contenido es exclusivo para suscriptores

Vive informado todo el año y que nadie te lo cuente. Tu suscripción anual por solo 49,95€

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app solo para suscriptoresCartas de autor en tu emailOfertas y eventos exclusivos

«La dificultad para tragar la comida es un problema que puede costar la vida»

El paciente LuisAntonio Lamillar, en una de las sesiones con la logopeda Mar Larena para el tratamiento de la disfagia. /Alberto Aja
El paciente LuisAntonio Lamillar, en una de las sesiones con la logopeda Mar Larena para el tratamiento de la disfagia. / Alberto Aja

Los expertos advierten de la importancia de detectar la disfagia, porque con una dieta adaptada y ejercicios de rehabilitación «se evita el riesgo de atragantarse y de sufrir una neumonía»

Ana Rosa García
ANA ROSA GARCÍASantander

En la deglución, el reflejo que permite tragar en décimas de segundo la comida, intervienen más de 50 músculos de la boca, faringe, laringe y esófago, que se contraen de forma rápida y coordinada. Ese proceso, en el que nadie se para a pensar mientras funcione correctamente, se convierte en un problema frecuente cuando entra en escena la disfagia, es decir, cuando hay dificultades para pasar el alimento desde la boca hasta el estómago. Comer supone entonces «una actividad de riesgo que puede costar la vida». Ocurre, principalmente, en pacientes con enfermedad neurológica -el ictus es la principal causa de los casos severos-, pero también por una cirugía local (boca, cuello...), tras un tratamiento de radioterapia por cáncer de laringe o faringe, motivado por malformaciones o simplemente por el envejecimiento.

 

Fotos