«Aún nadie ha discutido con datos en la mano las dataciones de La Pasiega»

Imagen de la cueva de La Pasigea, en Puente Viesgo /Pedro Saura
Imagen de la cueva de La Pasigea, en Puente Viesgo / Pedro Saura

João Zilhão, profesor e investigador de la Universidad de Barcelona, defiende hoy en Santander la autoría neandertal del arte rupestre encontrado en la cueva cántabra

José Carlos Rojo
JOSÉ CARLOS ROJOSantander

El debate en torno a la autoría neandertal de las pinturas de la cueva de La Pasiega sigue candente entre historiadores y científicos; pero João Zilhão (Lisboa, 1957), coautor de esta investigación sobre el primer arte rupestre de la Península Ibérica, no le concede importancia a las «desacreditaciones infundadas. Esas que hablan de creer o no en estos resultados. Los datos son los datos y pueden rebatirse, pero no se puede no creer en ellos. Esto no es religión, es ciencia», zanja. Por eso se defenderá hoy en el debate organizado por la Universidad de Cantabria en el Paraninfo de la calle Sevilla (19.30 horas) para discutir junto con otros expertos un descubrimiento que fue portada de la revista ‘Science’ el pasado febrero.

–¿Le molesta toda esta controversia?

–¿Qué controversia?

–Este cuestionamiento de su trabajo, de la datación de las pinturas...

–Es que en realidad todavía no he escuchado a nadie que venga con los datos en la mano a cuestionar este estudio. Solo he oído argumentos del estilo:‘No lo creo’, ‘no me encaja’. Esto no funciona así. Los datos son los datos y usted puede rebatirlos con otros datos, pero no se puede argumentar que no cree en ellos. Esto no funciona con creencias, eso es la religión. Esto es ciencia.

«Nadie me ha discutido aún con datos en la mano. Aquí no valen creencias, esto es ciencia»

«Nadie me ha discutido aún con datos en la mano. Aquí no valen creencias, esto es ciencia»

«Los neandertales no son parientes lejanos, y se explica porque están en nuestra genética»

–¿Ningún crítico ha puesto sobre la mesa un análisis de peso?

–Todavía no le he escuchado a ningún experto en datación poner en duda los datos que hemos obtenido. Todas las críticas han llegado de la mano de otros colegas historiadores que no tienen ese conocimiento técnico. Algunos, por cierto, colaboradores del estudio.

–¿Cómo dice?

–Sí, como le digo. Algunas de esas opiniones críticas llegan de gente que estuvo trabajando con nosotros, ayudándonos a extraer las muestras.

–¿Es cierto que esta técnica de datación con el método del Uranio-Torio puede tener errores?

–En los 60 años que se lleva utilizando este método ha habido algún caso aislado que se ha estudiado de forma concienzuda para que no vuelva a darse. Pero para entendernos...Cada año se precipita un avión con sus pasajeros dentro. Cada año hay algún caso, son cosas que pasan. ¿Puedes argumentar con esta premisa que es peligroso viajar en avión?

–Evidentemente no...

–Sigue siendo, de hecho, el medio de transporte más seguro que existe. No me gustan los argumentos de autoridad, pero llevamos 10 años haciendo esto. Los expertos en datación acreditan que los datos están bien y hemos sido dos veces portada de la revista ‘Sience’. ¿De verdad crees que si hubiera alguna duda sobre la autenticidad de estos datos no hubiera salido alguien a desmontarlo?

El descubrimiento

–¿Quizá para algunos es complicado aceptar un cambio de paradigma tan contundente?

–Para la comunidad científica puede resultar difícil, pero esto es el resultado de 20 años de trabajo en equipo en que varios colegas hemos tratado de demostrar que los neandertales realmente tenían capacidades cognitivas muy parecidas a las nuestras. Y hay gente que lo ha asumido muy bien, como el director del laboratorio de Radiocarbono de la Universidad de Oxford. Un experto que había defendido que los neandertales no tenían capacidad intelectual, que no enterraban a sus muertos o no manejaban el fuego. Pues recientemente declaró a otra revista, ‘Scientific América’ que no estaba acertado en lo que había pensado durante años, y que efectivamente nuestros estudios están en lo cierto. A esto se le llama honestidad profesional.

–No debería costar tanto asumir el error.

–Sobre todo porque es parte del proceso científico. Es lo que hace avanzar la ciencia.

–¿Por qué se ha tenido siempre esa idea de que el neandertal tenía esas limitaciones intelectuales?

–Los neandertales fueron descubiertos en el siglo XIX. Un tiempo en que se concebía la evolución como un efecto del progreso humano. Había que explicar entonces ese fósil dentro de esa corriente de progreso. ¿Cómo se puede entender que ese ser primitivo sea humano pese a ser tan primitivo? Pues solo quedó argumentar que definitivamente no tenía esa capacidad de los humanos que nos hace realmente humanos, la inteligencia.

–No tiene mucho sentido...

–Claro que no. Fueron diferentes, claro que fueron diferentes, pero no son parientes lejanos, están en nuestra genética.

–Hubo mezcla genética con el homo sapiens.

–Están en nuestra sangre. Por eso no me parece bien que se los catalogue como si fueran otra especie. Nadie puede demostrar que no tuvieran las mismas capacidades intelectuales. Ysi no las manifestaron tal vez fue por una mera cuestión histórica, de cultura o de desarrollo.

–¿Qué quiere decir?

–La humanidad se caracteriza por la capacidad de almacenar conocimiento y avanzar de generación en generación.Puede que ellos no lo hicieran, pero eso no quiere decir que tuvieran menos capacidades. Y esto no tiene nada que ver con su aspecto. Da lo mismo que tuvieran cejas más prominentes, mentón más marcado, etc. No implica que fueran menos inteligentes solo por eso.

–Nadie tiene un cerebro tan grande para no usarlo...

–Es el órgano que más recursos consume del cuerpo con diferencia. La evolución no lo pone ahí si no va a utilizarse.

–En La Pasiega, como en otros lugares, habrá que decidir entre la conservación y las visitas...

–No se puede tener todo. En esta vida a veces hay que tomar decisiones;pero es que no se puede comprometer la conservación de ninguna manera. En Altamira, por ejemplo, es un serio problema de seguridad.

-La réplica ha ayudado a solventar ese problema...

–Es una estupenda idea que está muy bien aprovechada. La solución puede que pase por ahí, por fomentar la construcción de réplicas y establecer un régimen controlado de visitas. Aunque en todo caso hay cuevas importantes en Puente Viesgo, además de La Pasiega, que se pueden visitar, como la de El Castillo. Otra importante, que merece mucho la pena, aunque en otra ubicación, sería Tito Bustillo.

–¿Qué pintaban exactamente?

–Manos, símbolos geométricos, y ciertas formas geológicas en el interior de las cuevas.

–¿Con qué intención?

–Nunca lo sabremos a ciencia cierta. Se puede analizar la etnografía actual y trasplantarlo a lo que pudo ser aquello. Pero ningún neandertal dejó escritas sus intenciones y no podemos hablar con ellos porque están todos muertos (risas).