«La distracción ayuda a superar la enfermedad»

Manuel Berrazueta, en el Círculo de Recreo de Torrelavega./Luis Palomeque
Manuel Berrazueta, en el Círculo de Recreo de Torrelavega. / Luis Palomeque

Tras perder a su novia por un tumor, Manuel Berrazueta decidió crear una asociación en Torrelavega con la que recaudar fondos para la lucha contra el cáncer

Mariana Cores
MARIANA CORESSantander

Cuando el cáncer entró arrasándolo todo en la vida de Manuel Berrazueta (Torrelavega, 1986), se quedó viviendo entre sombras. Un tumor cerebral se llevó a su novia. Tras un periodo de duelo, la vida le volvió a llamar y decidió que tenía que ponerse en marcha de nuevo. Para ello, encontró un buen camino: ayudar a los demás mientras lo hacía consigo mismo. Un día, corriendo por Valencia (donde reside), surgió la idea de crear la asociación Rosa Navidad, en honor a su novia y a todos los que sufren por culpa del cáncer.

-¿Qué es Rosa Navidad?

-Es una asociación que nace en 2016 con el objetivo de recaudar fondos en la lucha contra el cáncer. El nombre de Rosa surge por ser el color con el que se asocia esta enfermedad; y Navidad, porque el evento benéfico se celebra el primer sábado de diciembre de cada año; porque la Navidad es la época en la que más se echa de menos a las personas que ya no están con nosotros.

-¿Cómo surge?

-La idea nace tras el fallecimiento de mi novia, Vero, como consecuencia de un tumor cerebral. Propuse a mi hermano Loren y a mis amigos Nacho de la Torre, Fonso Blanco y Luis Vellido la posibilidad de celebrar unos conciertos en el recinto ferial de La Lechera, en Torrelavega, y que el dinero recaudado se donará a la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC). Ellos me dieron el visto bueno desde el primer minuto, pero comentaron que si la idea era celebrarlo en La Lechera, al tratarse de un recinto tan sumamente grande, deberíamos incorporar más actividades. Así es como surgió la idea de poner castillos hinchables, una barra de hostelería, talleres para niños, desfile de moda, clases de zumba...

-¿Cómo han evolucionado los eventos? ¿Qué tal fue la convocatoria de este año?

-El primer año fue un exitazo tremendo, un tanto inesperado, porque en menos de un mes conseguimos reunir a casi 5.000 personas y recaudar 12.000 euros para la AECC. El segundo año, la asistencia fue parecida, pero hizo el peor día del invierno, y aunque la gente respondió muy bien y acudió a nuestra llamada, no se quedaban tanto tiempo como el primera año en La Lechera, por el frío. Aprendimos y este año hemos instalado calefactores eléctricos. Así las cosas, pudimos donar 11.000 euros. Y lo de esta tercera edición ha sido increíble. Han pasado por La Lechera más de 7.000 personas durante todo el día y la donación ha sido récord: 17.000 euros. Los conciertos de Billy Boom Band y Los del Río fueron auténticos momentazos de gente y diversión.

«Estamos muy orgullosos del apoyo que estamos recibiendo»

-¿Quiénes están detrás de Rosa Navidad? ¿Cómo se organizan, al no vivir todos en la misma ciudad, para tener el evento a punto cada año?

-Detrás de Rosa Navidad hay mucha gente, sin ellos no sería posible. Desde aquí todo el agradecimiento al equipo. La asociación está formada por Loren Berrazueta (vicepresidente), Fonso Blanco (secretario), Luis Vellido (tesorero) y yo (presidente). Luego tenemos a los responsables de las comisiones para organizar cada actividad: Sofía Palencia (zumba), Lucía Gutiérrez (desfile de moda), Alfonso Blanco (conciertos), Antonio Fernández-Abascal (redes sociales), Juan Carlos San García (hostelería), Nacho Uriarte (voluntarios), Carolina Isaacs (mercadillo).

-Rosa Navidad se celebra por ahora solo en Torrelavega. ¿Tienen previsto crecer?

-Este año hemos crecido prácticamente un 100 % y la difusión se ha multiplicado en todos los ámbitos. La intención es seguir en Torrelavega porque así nació la idea original. Pero nuestro objetivo es seguir creciendo cada año, mejorando las actividades, de tal manera que tenga una mayor difusión y así acuda más gente y, al final, consigamos recaudar más dinero para donar a la lucha contra el cáncer.

-El cáncer hace mella no solo en el enfermo, sino también en su entorno. ¿Estar distraído es una de las mejores terapias?

-Sin duda. El cáncer lo sufre el enfermo, pero afecta mucho a las familias, parejas, es decir, al entorno cercano. Estar distraído, con la mente ocupada, con la gente cercana que te quiere, es un elemento más (además de la quimio y la radio) para luchar contra la enfermedad. En la medida que se afronte la guerra con ánimos y energía positiva, se suma otro puntito a favor para la victoria contra esta maldita enfermedad.

-Desde su experiencia, ¿recomienda buscar algún objetivo para salir de casa, aunque resulte duro, o es recomendable esperar a sentirse con más fuerzas?

-Mi novia Vero dejó de hablar y de caminar por la enfermedad, aun así, Chelito y Jesús (sus padres) y Montse (la mejor enfermera que he conocido nunca) la vestían y ponían guapa para salir a pasear en silla de ruedas. Ella vivía en Madrid (aunque es natal de Jadraque, Guadalajara) y yo iba todos los fines de semana desde Valencia, a salir a pasear con ella y a tomar un aperitivo por el río Manzanares. Nos acercábamos hasta el estadio Vicente Calderón. A ella le gustaba porque era muy fan de su equipo, el Atlético de Madrid.

-Este año han superado todas las expectativas. ¿Se esperaba esta reacción de los cántabros?

-Como decía anteriormente, lo de este año ha sido sencillamente espectacular. Sin palabras. Torrelavega y Cantabria se han volcado con Rosa Navidad y no podemos estar más orgullosos. Desde la asociación damos las gracias, de corazón. Y, sin olvidar que la cuarta edición será el sábado 30 de noviembre de 2019.

 

Fotos

Vídeos