Diversidad en una lucha compartida