La epidemia de gripe desencadena más de 60 ingresos y suma ya tres muertes

La epidemia de gripe desencadena más de 60 ingresos y suma ya tres muertes
Sane

La tasa de incidencia se ha duplicado en la última semana y «aún sigue en ascenso», por lo que «se prevé el pico máximo en torno al 20» de este mes

A. R. G. Santander

Si no ha cogido la gripe, sepa que entre lo que resta de semana y, sobre todo, la próxima las papeletas de cruzarse con el virus se multiplican. La epidemia está en pleno apogeo. La tasa de incidencia se ha duplicado en los últimos días, hasta situarse en 177 casos por cada 100.000 habitantes, «pero aún está en ascenso» (el año pasado se llegó a 375), señala Luis Viloria, jefe de Vigilancia Epidemiológica de Salud Pública, que prevé «el pico máximo de la onda epidémica en torno al 20 de enero». Desde el inicio de la temporada gripal, en octubre, se han contabilizado ya 1.810 contagios en Cantabria, aunque más de 700 engrosaron esa lista en los primeros días de enero (el recuento siempre se publica con una semana de retardo). Todo ello teniendo en cuenta que «hay un pequeño porcentaje» de afectados que se escapa a los registros oficiales, elaborados a partir de los informes de los centros de salud y hospitales. No se cuentan, por tanto, las personas que pueden pasar la gripe en casa, con paracetamol y reposo, sin necesidad de acudir al médico. Una reacción posible en cuadros leves.

Pero la gripe puede sacudir con fuerza a los sectores de población más vulnerables, que son para los que está recomendada la vacuna. Salud Pública tiene constancia de quince hospitalizados graves (nueve en Valdecilla, cuatro en Laredo y dos en Sierrallana), la mayoría durante las Navidades. De ellos, tres han fallecido.

El dato

1.810
contagios se han contabilizado en Cantabria hasta la fecha, más de 700 durante la semana pasada.

La primera víctima fue una mujer de 75 años que murió en Sierrallana en noviembre. Los otros dos casos se han registrado recientemente en Valdecilla: un hombre de 69 años y una mujer de 81, ambos con enfermedad crónica pulmonar y cardiovascular, que «ingresaron en situaciones muy complicadas», apunta Viloria. Del resto de afectados, «siete han sido dados de alta y los otros cinco permanecen ingresados con buena evolución».

Pero, además, la gripe ha desencadenado al menos medio centenar de hospitalizaciones «menos preocupantes». «El virus sigue el patrón clásico, con un componente respiratorio importante, tos y fiebre alta, aunque el número de ingresos graves no se ha disparado demasiado, como el año pasado», explica. Predomina la gripe A, «una combinación mixta del H1N1 y el H3N2», al igual que en el resto de comunidades en las que se ha superado el umbral epidémico, que ya son cinco. Desde Salud Pública informan que en las primeras semanas de la onda el virus se ha focalizado en los adultos de 30 a 40 años y, sobre todo, en los niños, coincidiendo con la epidemia de bronquiolitis en menores de dos años, lo que ha disparado las urgencias y las consultas pediátricas.

 

Fotos

Vídeos