Escolares cántabros contra el acoso

Escolares cántabros contra el acoso
Luis Palomeque

Torrelavega fue escenario de los actos organizados con motivo del Día Internacional Contra el Bullying

José Ignacio Arminio
JOSÉ IGNACIO ARMINIOTorrelavega

«Hoy nos reunimos aquí, todos y todas, con el objetivo de hacer un llamamiento para terminar con el acoso y las situaciones de violencia entre chicos y chicas de nuestro entorno». Así iniciaron ayer la lectura de un manifiesto un grupo de escolares, dentro de los actos organizados en Torrelavega con motivo del Día Internacional Contra el Bullying.

La céntrica plaza Baldomero Iglesias también fue escenario durante la mañana de la entrega de premios del concurso de relato corto sobre el acoso escolar que se ha celebrado en el colegio José María Pereda, actividades de música, danza, 'photocall', pintacaras, degustación de bizcocho... Todo ello en un ambiente festivo y reivindicativo ante más de un centenar de personas y organizado por la asociación cántabra Tolerancia Cero al Bullying.

Su presidenta, Lourdes Verdeja, madre de una de las niñas afectadas, dejó claros los objetivos: «Lo que pretendemos es darle visibilidad, que no se normalice el acoso y que, todos a una, consigamos que las administraciones públicas actúen, que se diga basta ya a esta lacra social». Verdeja hizo hincapié en que en los actos estaban presentes escolares que han sufrido acoso y también presuntos agresores.

El alcalde de Torrelavega, José Manuel Cruz Viadero, reconoció que el acoso escolar es un problema grave y que la asociación, a la que el Ayuntamiento ha cedido un local, está realizando «un gran trabajo». «Han detectado varios casos -explicó- y los están dando a conocer para tratar de acabar con ellos. Es una actividad desinteresada y complementaria a la que estamos realizando las administraciones».

Romper el silencio

'Yo rompo el silencio contra el acoso, ¿y tú?', es la pregunta que lanza la asociación Tolerancia Cero al Bullying, que nació en la capital del Besaya hace cinco meses. «Es alarmante cómo crecen las cifras de acoso escolar y la violencia entre los jóvenes. En la asociación en pocos meses hemos duplicado el número de casos atendidos», advierte su presidenta. El colectivo ya ha recibido 27 casos. El último tuvo lugar la pasada semana en Laredo, en el que intervino la Guardia Civil al detectar un vídeo que se había hecho viral en las redes sociales que mostraba las humillaciones y golpes que le propinaba una menor de 14 años a otra compañera de clase. La Guardia Civil puso el caso en manos de la Fiscalía de Menores.

La asociación que lidera Lourdes Verdeja ofrece asesoramiento jurídico y psicológico, derivando casos a los Servicios Sociales cuando lo determinan los especialistas.

 

Fotos

Vídeos