La nieve obliga a usar cadenas en dos puertos de Cantabria

Sane

Varias carreteras comarcales ya requieren el uso de cadenas y Tráfico pide extremar la precaución | Pasadas las siete de la tarde, Alto Campoo ya registraba -3,1 grados, la temperatura más de baja de España en toda la jornada

Daniel Martínez / EFE
DANIEL MARTÍNEZ / EFESantander

La nieve que lleva cayendo a lo largo de toda la jornada, principalmente en el sur de Cantabria, está condicionando la circulación en la A-67, en el puerto de Pozazal, y además obliga ya a usar cadenas en el puerto de Lunada y en Brañavieja.

Según informa la DGT en su página web, en la A-67 se está viendo condicionada la circulación por la nieve entre los kilómetros 133, en Reinosa, y 116, en Mataporquera, en ambos sentidos. Mientras que en la red de carreteras autonómicas, un año más, el puerto de Lunada ha sido primero de Cantabria en el que la nieve ha obligado a limitar la circulación.

Con las primeras nieves caídas este sábado, a primera hora de la tarde ya eran obligatorias las cadenas para circular por la carretera que une San Roque de Río Miera con Lunada. Pasadas las cinco de la tarde se estableció esta limitación de circulación hacia el puerto de Lunada, según informa Carreteras de Cantabria a través de su página web, que posteriormente también decretó la obligación de utilizar las cadenas para subir a Brañavieja desde Reinosa.

El departamento de carreteras autonómicas, a las 19.30 horas, indicaba que la nieve hace necesarias las cadenas para circular por CA-643 San Roque de Río Miera-Lunada, entre los kilómetros 8 y 14,3, y en la CA-183 entre Reinosa y Brañavieja, de los kilómetros 21,5 al 24. Además, hasta esa hora, ya había otra vía en la que la nieve y/o el hielo obligaban a circular con precaución. Se trata de la CA-280, que va del Valle de Cabuérniga a Salcedillo, del kilómetro 25 al 30.

Por otro lado, a medida que ha ido avanzado la tarde los termómetros se han ido desplomando, sobre todo en Alto Campoo, donde a las 19.10 horas ya se registraban -3,1 grados, situándose como la temperatura más baja de España de la jornada, según los datos de observación de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

En la región también ha caído una importante cantidad de precipitaciones, que hasta las 19.10 horas ya habían dejado acumulaciones de 47,6 litros por metro cuadrado en San Vicente de la Barquera y 44,4 en Santillana del Mar, lo que ha situado a ambas localidades cántabras como la octava y la décima donde más ha llovido del país.

Una jornada complicada

Lo de la madrugada del 6 al 7 de octubre fue algo anecdótico. Unos cuantos copos que cubrieron de blanco las cumbres más altas de Campoo. En unas pocas horas, debido al calor, aquello ya era historia, pero sirvió para decir que había caído en Cantabria la primera nevada de la temporada. La segunda, provocada por el frente frío que tocó la península la pasada madrugada, ya es otra cosa. La Agencia Estatal de Meteorología ha activado la alerta amarilla por riesgo de nevadas en la región a partir de las 18.00 horas de este sábado hasta las 00.00 horas del lunes.

Esta tarde comenzará a intensificarse el episodio de meteorología adversa, pero la pasada noche ya se producieron algunas nevadas de cierta relevancia en las zona montañosas. Desde las 4.00 horas hasta las nueve de la mañana se han acumulado unos tres centímetros de altura en Calgosa, a 1.650 metros sobre el nivel del mar. Precisamente Alto Campoo ha sido el lugar donde se ha registrado la temperatura mínima de España, con -2,2º. También están entre las diez localidades con los termómetros más bajos Camaleño (1,3º) y Tresviso (1,4º).

En Liébana es donde se espera hoy lo peor. El aviso amarillo hoy sólo afectará a esta comarca y mañana, día 28, ya se extenderá al centro regional y el valle de Villaverde, donde se esperan acumulaciones de 4 centímetros, y a la Cantabria del Ebro, donde se esperan hasta 5 centímetros. El primer temporal de frío y nieve de la temporada también se está dejando mucha lluvia en la región, especialmente en la parte más occidental. Hasta las 9.00 horas, las estaciones medidoras de la Aemet en Tresviso y San Vicente de la Barquera habían acumulado ya 25 y 23 litros por metro cuadrado, respectivamente.

La nieve también ha llegado al puerto de San Glorio (Liébana).
La nieve también ha llegado al puerto de San Glorio (Liébana). / Pedro Álvarez

Todo ello podría provocar una situación meteorológica y complicar el tráfico de vehículos. Ante esta previsión de climatología adversa, la Delegación del Gobierno en Cantabria recomienda no utilizar el vehículo salvo que sea «indispensable» y seguir «escrupulosamente» las indicaciones de los agentes de Tráfico y de los paneles informativos, así como informarse del estado de las carreteras y consultar las previsiones meteorológicas antes de iniciar el viaje.

Por otro lado, el próximo miércoles se reunirá en la Delegación del Gobierno en Cantabria la Comisión de Vialidad Invernal, que tiene por objeto garantizar la coordinación de actuaciones y de recursos, tanto materiales como humanos, así como revisar y aprobar el Protocolo de Coordinación de Actuaciones ante situaciones meteorológicas adversas.

En este sentido, a pesar de que esta primera ola de frío se ha adelantado con respecto a «lo habitual en otros años», todos los efectivos «están ya operativos» para actuar en caso de necesidad en los próximos días y garantizar la seguridad de los conductores en la Red de Carreteras del Estado, «aunque aún no se haya reunido la Comisión de Vialidad Invernal».

Carreteras afectadas

Tráfico pide máxima precaución tras verse afectadas por la nieve varias carreteras de la región. La DGT pide máxima precaución en la A-67 a la altura de Pozazal y hay tres vías secundarias que también requieren precaución por hielo y nieve: la subida a Alto Campoo y el Puerto de Lunada, que ya requieren el uso de cadenas. Las previsiones apuntan a que este último podría quedar cortado por la nieve este mismo fin de semana.

Alerta naranja el domingo

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha elevado a nivel naranja (riesgo importante) la alerta anunciada para mañana, domingo, en el centro de Cantabria y en el valle de Villaverde por nevadas, mientras que mantiene en nivel amarillo a Liébana y Cantabria del Ebro. Además, el litoral cántabro está ya en alerta amarilla por lluvias, con acumulaciones que pueden alcanzar los 40 litros por metro cuadrado, según informa la Aemet en su página web.

El empeoramiento del tiempo previsto para las próximas horas ha hecho que desde la Delegación del Gobierno en Cantabria se haya declarado el nivel de preemergencia para situaciones meteorológicas adversas en la red de carreteras del Estado en la región.

Así, según publica la página web de la Aemet a las 13.50 horas, el centro de Cantabria y el valle de Villaverde estarán en alerta naranja a partir de las 00.00 horas de hoy, por previsión de que se puedan acumular hasta 10 centímetros de nieve en 24 horas a partir de los 700 metros.

Por su parte, Liébana se mantiene en nivel de alerta amarillo, que se activará a las 18.00 horas de hoy, sábado, con la previsión de que el espesor de nieve sea mayor del previsto inicialmente y alcance hasta los 16 centímetros.

También se mantiene la alerta amarilla en Cantabria del Ebro, con la previsión de que se acumulen hasta 10 centímetros de nieve en 24 horas.

La nieve se prevé que caiga en Liébana y Cantabria del Ebro a partir de una altura de 900 metros, aunque la cota caerá a los 700 al final del día.

De momento, según la página web de la Aemet, las alertas por nieve se mantendrán igual hasta las 12.00 horas de este lunes, 29 de octubre.

Operativo dispuesto

El Ministerio de Fomento ha anunciado que dispone de 37 máquinas quitanieves, 130 operarios y más de 16.000 toneladas de fundentes para actuar en las carreteras cántabras ante posibles nevadas. Gran parte de Cantabria estará mañana, domingo, y este lunes en alerta por nevadas que pueden alcanzar hasta los 16 centímetros de espesor en 24 horas, según el aviso de la Agencia Estatal de Meteorología.

Ante esto, el Ministerio de Fomento ha señalado en una nota de prensa que tiene activados los medios necesarios para hacer frente a las nevadas que puedan producirse en Cantabria durante el temporal de nieve de estos dos próximo días.