«Si la gente quiere más sol, que vaya a Santa Pola, que allí tienen a Mariano en bañador»

El buen tiempo lleno ayer las playas de Cantabria /María Gil Lastra
El buen tiempo lleno ayer las playas de Cantabria / María Gil Lastra

Revilla predice un verano 'fifty-fifty', con sol y lluvias, después de observar que las témporas dan predominio de viento del Nordeste

José Ahumada
JOSÉ AHUMADASantander

«Ha quedado de Nordeste, así que va a ser un verano entre Pinto y Valdemoro», augura Miguel Ángel Revilla, que ayer se levantó a las dos de la mañana para ver cómo andaba el viento y echar el cálculo de cómo quedaría la estación, tal y como se hacía tradicionalmente en su pueblo, en Polaciones. «Aquí, para que haga muy bueno, muy bueno, las témporas tienen que quedar de Sur, que lo tienes garantizado prácticamente todos los días hasta el 21 de septiembre. Han quedado de Nordeste, que no es lo peor, porque si llega a ser Noroeste, es un verano jodido. Este año, 'fifty-fifty'», resumió.

Ver más

Revilla explicó que según este sistema abreviado de témporas, se hace la observación el día siguiente a la entrada de la estación. «Aquí nos hemos guiado siempre por los días posteriores a las cuatro estaciones: según como quede el viento, habrá predominio de ese viento en los tres meses siguientes. Para otros también cuenta el día de hoy (por ayer), pero no veo que tenga pinta de cambiar».

«El Nordeste no es un viento malo para el tiempo: es más fresco, con menos calor, con alternancia de lluvia y sol. Si hubiera quedado Oeste, 70% de días nublados y agua. Y con Sur, al revés. Es lo que dicen, ¿eh?».

Hace unos días, la Agencia Estatal de Meteorología en Cantabria reconocía que los datos de que disponía no eran lo suficientemente concluyentes como para elaborar una previsión a meses vista del todo fiable. «Decir cualquier cosa sería como tirar una moneda al aire», explicó, de forma muy gráfica, su responsable, José Luis Arteche. ¿Habría, entonces, que hablar con algún pastor para saberlo? Según Revilla, no hace falta llegar a ese extremo. «El mundo ha evolucionado, hay unos medios científicos impresionantes... pero a veces hay cosas de la cultura popular que han ido funcionando, como lo de 'por San Blas, la cigüeña verás'. Cosas que se han dicho siempre en los pueblos. Mira lo del viento Sur, que no se lo he oído a los meteorólogos hasta que me he empeñado yo. Que Cantabria está rodeada por una muralla china y sólo pasa una nube blanca que no da agua, y eso es un efecto explicado científicamente y no me lo pueden negar: en Cantabria, con Sur, no llueve».

Para apoyar sus afirmaciones, el presidente regional pregunta a uno de sus acompañantes, Manuel Fernández, ganadero de Aguayo, que las corrobora. «Es cierto que la tradición popular se guía de las témporas, que vienen de hace muchísimo. Eso es ley: se ha repetido a lo largo de cientos de años y es más certero que cualquier meteorólogo con sus satélites». Revilla matiza: «El tiempo lo planifican bien a 48 y 72 horas, pero una estación entera...».

Lo que ocurre es que esta predicción del presidente, con sus témporas de Nordeste, ¿no espantará a los turistas? «Nada de eso, porque van a poder ver la Cantabria infinita: 50% de días de playa; un 25% de días nublados, preciosos para ir a pasear por la región sin paraguas, y un 20% de duchas naturales, mucho más sanas que las que tienen cloro. Vamos a tener más días de sol que el año pasado, y yo casi prefiero que no haya entrado Sur, porque, como entre, todo lo que tenemos verde se quema en diez días. Si quieren sol y más sol, que vayan a la playa a Oropesa o a Santa Pola, que allí tienen a Mariano en bañador».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos