La Guardia Civil de Gijón localiza a un cántabro con más de un kilo de angulas y sin licencia

La Guardia Civil de Gijón localiza a un cántabro con más de un kilo de angulas y sin licencia

El hombre, con numerosos antecedentes, fue interceptado cuando trasladaba las angulas en un caldero cuando se disponía a venderlas en un establecimiento de Bustio

EFE

La Guardia Civil de Gijón ha tomado declaración en calidad de investigado a un vecino de Polanco (Cantabria) al que se le intervino 1.300 gramos de angulas, para las queno tenía licenciade pesca, cuando se disponía a venderlas en un establecimiento hostelero de la localidad asturiana de Bustio.

El hombre, que cuenta con numerosos antecedentes por furtivismo, fue interceptado ayer jueves cuando trasladaba las angulas en un caldero, disimulado en el interior de una bolsa, ha informado la Comandancia de Gijón en un comunicado. El furtivo manifestó que las había pescado la noche anterior en la desembocadura del río Pas.

El hombre, de 41 años e identificado con las iniciales L.F.C.V., será investigado por un delito relativo a la protección de la flora y fauna por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Llanes.

Las angulas, que estaban vivas, fueron liberadas en la ría de Tina Mayor, desembocadura del río Deva. La Guardia Civil recuerda que la pesca de la angula es una actividad que está regulada en exclusiva para pescadores profesionales, lo que requiere contar con las correspondientes licencias de pesca y fiscal, además de estar dado de alta en la Seguridad Social del Mar. Asimismo, las capturas deben ser pasadas por la correspondiente rula antes de proceder a su venta.