Investigan a un hombre por tener conversaciones de contenido sexual por internet con una niña de Cantabria de 11 años

Investigan a un hombre por tener conversaciones de contenido sexual por internet con una niña de Cantabria de 11 años

El joven, de 25 años, vecino de Bizkaia y familiar de la víctima, trataba de establecer contacto con ella para intercambiar fotos y vídeos de contenido sexual

ANA DEL CASTILLOSantander

La delicuencia digital tiene un nuevo término: 'Child Grooming'. Se trata de engañar a través de internet a un menor, creando una relación emocional con el fin de disminuir las preocupaciones del mismo y poder abusar sexualmente de él. En algunos casos, quienes quieren aprovecharse del menor se hacen pasar por otros menores ganándose su confianza para finalmente solicitar fotos y vídeos de contenido sexual. En ocasiones, incluso les invitan a mantener un encuentro.

Pues bien, la Guardia Civil ha abierto una investigación a un joven de 25 años y vecino de Bizkaia como presunto autor de un delito de estas características a una niña de 11 años residente en Cantabria.

En junio de este año se denunció ante la Guardia Civil que una menor a través de una aplicación de mensajería instantánea de telefonía móvil estaba recibiendo mensajes de índole sexual procedentes de un número de teléfono desconocido.

Durante el análisis de los mensajes recibidos en el teléfono de la menor, los agentes especialistas en Policía Judicial llegaron a la conclusión de que se trataba de un intento de retomar conversaciones anteriores de tipo sexual.

También hoy, en Pontevedra

Vídeos pornográficos

Tras esta denuncia los agentes fueron informados por la madre de la niña de que en 2018, sobre todo en verano y hasta el mes de octubre, su hija había recibido mensajes y mantenido conversaciones que pudieran ser consideradas de índole sexual con un hombre.

En estos mensajes se pretendía embaucar a la menor para no decir nada a nadie e intercambiar fotos y vídeos de contenido sexual. Aunque todo apuntaba que no pretendía quedar con la menor, sus pretensiones eran las de mantener conversaciones e intercambiar imágenes de contenido sexual. La madre informó también a los agentes de que este varón llegó a enviar a su hija vídeos pornográficos.

Cuando la madre se enteró en octubre del pasado año de lo que sucedía averiguó que el hombre que estaba teniendo esa actitud era un familiar, consiguiendo poner fin a esa situación.

Pero el pasado mes de junio la niña comenzó a recibir nuevamente mensajes con contenido sexual por parte de un número desconocido. Alertó a su madre y ésta denunció los hechos ante la Guardia Civil.

Finalmente los especialistas de la Guardia Civil en Policía Judicial llegaron a la conclusión de que el presunto autor era el hombre que ya mantuvo el pasado año las conversaciones con la niña y que pretendía retomar las mismas.

'Child Grooming'

Este tipo de abusos sexuales sobre menores de 16 años, conocidos técnicamente como 'Child Grooming', se dan a través de internet, a través de las aplicaciones móviles o cualquier otra tecnología de la información y la comunicación.

En unos casos se pretende concertar encuentros con el menor para realizar actos de carácter sexual, y en otros, la obtención de imágenes de índole pornográfico del menor.

Cuando se establecen estos contactos por redes sociales, internet o telefonía móvil, la persona que intenta estas acciones normalmente se hace pasar por otro menor para ganarse la confianza de la víctima, y conseguir que se desinhiba.

Una vez ganada la confianza es cuando solicita el intercambio de imágenes o incluso encuentros en persona.

La Guardia Civil quiere alertar que aunque no se llegue a esos encuentros, considerados una situación de alto riesgo para el menor, el hecho de remitir la víctima imágenes de contenido sexual, su uso posterior puede ser la difusión por internet u otro método telemático, perdiendo el control de las mismas.

Por esta razón se aconseja a los padres que asesoren a los menores que no establezcan contactos por redes sociales u otras formas tecnológicas, con personas que no conozcan, aunque digan ser de su edad, y mucho menos que les envíen fotografías o vídeos de ellos.

Igualmente hay que concienciarles que ante estos intentos de establecer comunicación o solicitud de imágenes, tengan la suficiente confianza en comunicárselo a los padres o familiares, para que ellos puedan ayudarles y poner los hechos en conocimiento de las Fuerzas de Seguridad.

Desde la Guardia Civil de Cantabria y en el marco del Plan Director para la convivencia y la mejora de la seguridad en los centros educativos, durante el curso ahora finalizado se impartieron más de 160 charlas a casi 5.800 alumnos de Secundaria y Primaria sobre internet, el correcto uso de las tecnologías de la información y comunicación, tratando entre otros puntos la problemática del «grooming».

Los expertos de la Guardia Civil en estas materias se reunieron con más de 450 padres y madres para tratar estas mismas materias, con un enfoque dirigido a la prevención y asesoramiento a sus hijos.