Este contenido es exclusivo para suscriptores

Mañana último día para acceder 2 meses gratis a todo el contenido de EL DIARIO MONTAÑÉS

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app solo para suscriptoresCartas de autor en tu emailOfertas y eventos exclusivos

Más que un horario

Los profesores son mucho más que trabajadores con horario. Irse del centro no significa terminar: su trascendencia con los alumnos va más allá de las paredes del aula

Marta San Miguel
MARTA SAN MIGUELSantander

Hace unos días estuve en mi antiguo colegio hablando sobre el acto de escribir con los alumnos de 4º de Secundaria. Fue curioso. Sus preguntas iban dirigidas a la escritura, pero en el fondo de lo que hablamos era de saltar, de dejar atrás los pupitres y ponerse en pie sin orden de lista. Por ellos mismos. El cambio que se les viene encima se les notaba en el gesto, y hablar de ese futuro –contándoles mi pasado– les provocaba una risa nerviosa. Si a eso se suma sus quince o dieciséis años de edad, el resultado era una singular predisposición a cambiar de vida, y también de vida académica. Desde aquí les deseo toda la suerte del mundo, es decir, les deseo que se crucen con buenos profesores, porque si alguien tiene la culpa de que escribir sea una forma de vida es precisamente la misma persona que me puso delante de ellos: la profesora de Lengua y Literatura que compartimos.

 

Fotos