Fomento licita la primera gran obra del tren rápido entre Santander y Palencia

Fomento licita la primera gran obra del tren rápido entre Santander y Palencia
Luis Palomeque

El Ministerio acelera las obras de la doble vía entre la capital cántabra y Torrelavega para cumplir con el calendario de 2020

Daniel Martínez
DANIEL MARTÍNEZSantander

El Ministerio de Fomento se ha fijado finales de 2020 como fecha límite para la llegada del tren de altas prestaciones a Cantabria, la alternativa más viable a la alta velocidad que reducirá el viaje a Madrid desde Santander de las cuatro horas y cuarto actuales a menos de tres. «Va todo en tiempos», señalan desde el departamento que dirige Íñigo de la Serna. El Gobierno central quiere demostrar que ese plazo es realista. Para ello, continúa dando pasos con los que completar los trámites administrativos antes de poner en marcha las máquinas a lo largo de los 217 kilómetros que separan la capital cántabra con Palencia, donde el AVE llegó en 2015.

El último es la publicación hoy en el Boletín Oficial del Estado (BOE) de lo que desde Fomento definen como «el primer gran paso» para llevar adelante la duplicación de la vía del tramo Torrelavega-Santander. Se trata de la licitación por parte del Consejo de Administración de ADIF del contrato para la redacción del proyecto constructivo, la ejecución de las obras correspondientes y el mantenimiento de las instalaciones de seguridad y comunicación a lo largo de los más de 30 kilómetros que separan la capital de Cantabria y la del Besaya. Es decir, que Fomento busca ya empresas a las que adjudicar una primera actuación que requerirá 28,9 millones de euros de inversión -en total, la doble vía requerirá más de 145 millones- y que implica una serie de trabajos previos para poder construir posteriormente la nueva vía ferroviaria.

El proyecto

1.-Palencia-Aguilar
Fomento está a la espera de que el Ministerio de Medio Ambiente dé el visto bueno a la Declaración de Impacto Ambiental para redactar el proyecto. La vía será de AVE y costará 940 millones de euros.
2.- Aguilar-Reinosa
El Gobierno central tiene la intención de comenzar la redacción del estudio informativo para unir ambas localidades a lo largo del próximo mes de octubre. Será una línea de altas prestaciones, pero no AVE.
3.- Reinosa-Torrelavega
El Ministerio de Fomento ya está trabajando en la mejora de la línea convencional que utilizará el tren de altas prestaciones. En este tramo concreto, la inversión asciende hasta los 55,8 millones de euros.
4.- Torrelavega-Santander
A los casi 30 millones que se invierten ahora habrá que sumar otros 115. Con esa cantidad se espera completar la duplicación de la vía entre la capital cántabra y la de la comarca del Besaya.
La Inversión
28,9 millones de euros es la inversión que realizará Fomento en la licitación de esta primera fase de la duplicación de la vía ferroviaria entre Santander y Torrelavega. El proyecto de este tramo de 30 kilómetros costará 145 millones de euros e incluye la eliminación de todos los pasos a nivel y la reforma de ocho estaciones y apeaderos.

A consultas de este periódico, De la Serna defiende que esta licitación supone «un impulso determinante dentro del proyecto de duplicación de vía entre Torrelavega y Santander. Mejorará la competitividad del puerto y demuestra la apuesta del Gobierno de Mariano Rajoy por el corredor ferroviario Palencia-Santander y en particular por la comarca del Besaya, con una inversión sin precedentes». «Fomento está cumpliendo todos y cada uno de sus compromisos al 100% en lo relativo a un corredor con Palencia», defiende el ministro.

La licitación de este contrato, el primero de una gran obra en tierras cántabras del tren rápido que conectará con la capital palentina y después con Valladolid y Madrid, ha sido posible gracias a una maniobra de Fomento para desgajar estos trabajos del resto del proyecto de la doble vía entre Santander y Torrelavega. En concreto, todos aquellos que no requieren de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) que está elaborando el Ministerio de Medio Ambiente. Esto ha dado opción a acelerar los trámites para comenzar la obra. Así «se gana tiempo» y a la vez se avanza «todo lo posible» en este tramo «fundamental» para la puesta en marcha del tren de altas prestaciones.

La empresa que gane el concurso público -tampoco se dan plazos para la adjudicación- se encargará de proveer al tramo de línea de enclavamientos, sistemas de protección, circuitos de vía, señales y otros elementos precisos para las nuevas condiciones de explotación con doble vía. Además, el pliego incluye las obras de instalación de sistemas de suministro de energía, líneas eléctricas hasta los edificios técnicos, casetas técnicas, canalizaciones y la obra civil auxiliar, así como todas las actuaciones para la puesta en servicio y su mantenimiento por un periodo de 20 años.

Pendientes de Medio Ambiente

Fomento envió al departamento que dirige Isabel García Tejerina la documentación el pasado mes de marzo y está pendiente del informe -ya se está redactando, pero todavía pueden pasar meses hasta que se ponga el punto final al estudio- para poder licitar el resto de actuaciones, que sí requieren del visto bueno de esa Declaración de Impacto Ambiental. ADIF es optimista al respecto: la consultora Ineco, la que elaboró el proyecto, defiende que no producirá «ningún impacto ambiental crítico». La mayor parte de las consecuencias de la construcción son compatibles o moderadas, aunque son calificadas de «severas» para la fauna, por el «efecto barrera» que producirá el solo hecho de duplicar la infraestructura ferroviaria.

La vía que une Santander y Torrelavega es a día de hoy una arteria electrificada convencional. El proyecto de mejora incluye tanto cambios de estructura o superestructura como instalaciones complementarias. Por ejemplo, la transformación de las estaciones y apeaderos de Nuevo Montaña -se hará prácticamente nuevo- Sierrapando, Zurita, Parbayón, Guarnizo, Maliaño (el denominado Muriedas-Bahía) y Valdecilla. También la eliminación de todos los pasos a nivel que existen entre ambos extremos para mejorar las condiciones de seguridad.

217 kilómetros

Algo más atrasados están los tramos castellanos. Fomento también está a la espera de la Declaración de Impacto Ambiental del Palencia-Aguilar, hasta donde llegará la línea de AVE gracias a una inversión de 940 millones de euros. En el caso del Aguilar-Reinosa -ya no será AVE-, en octubre se comenzará a redactar el estudio informativo. En cambio, ya están en marcha las obras de la renovación de la línea entre la capital campurriana y Torrelavega, que suman otros 55 millones de euros.

 

Fotos

Vídeos