«Llega la temporada de incendios y no tenemos medios para combatirlos»

«Llega la temporada de incendios y no tenemos medios para combatirlos»
Sane

Los guardas y las cuadrillas forestales amenazan con nuevas movilizaciones si el Gobierno de Cantabria no cumple todos los acuerdos alcanzados tras la huelga de verano de 2016

DM .
DM .Santander

Dos años después de que los trabajadores que luchan contra los incendios en Cantabria amenazaran con una huelga si no mejoraban sus condiciones laborales, el sector amenaza con volver a movilizarse para que se cumplan los acuerdos alcanzados en verano de 2016. La Sección Sindical de CCOO en el Gobierno ha anunciado hoy movilizaciones en el sector de incendios forestales si el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, no les recibe en el plazo de «seis u ocho días» y comienza a cumplirse de forma inmediata el acuerdo para la mejora de los servicios de prevención y lucha contra incendios forestales.

En concreto, denuncian que el Gobierno está incumpliendo el acuerdo para cubrir 101 plazas entre 2016 y 2019, y la falta de medios materiales, como trajes especiales para el fuego, que están «caducados» y que, si no se sustituyen en días, les impedirán actuar en siniestros.

El secretario general de la Sección Sindical de CCOO en el Gobierno de Cantabria, Javier González, ha explicado que han solicitado una reunión urgente con Revilla porque solo se ha cumplido un acuerdo desde 2016, el económico, y reclamar que las consejerías de Medio Rural y Presidencia cumplan «los suyos», que son «los más importantes» y donde «no se ha cumplido nada».

«No vamos a permitir que por un lío entre ellos, de discusión económica, nuestra gente pueda perder la vida en el monte», ha enfatizado González, que ha recordado que se acerca la temporada de otoño, cuando el riesgo de incendios forestales es más alto en Cantabria, y, si no se cumplen las medidas acordadas hace dos años, «no hay medios para atenderlos».

La sección sindical de CCOO pidió ayer a Revilla una reunión urgente para tratar esta situación que arrastra desde la grave temporada de incendios de las Navidades de 2015, cuando ardieron 15.000 hectáreas en la región. El sindicato lideró entonces una huelga de agentes forestales y operarios que culminó con la firma, el 29 de julio de 2016, de un acuerdo de «medidas estructurales» con las consejerías del Medio Rural, Presidencia y Hacienda.

Antes, en enero de ese año, el Parlamento aprobó por unanimidad una proposición no de ley instando al Gobierno a invertir para garantizar la calidad del servicio y la seguridad de los trabajadores. «Pagaron las guardias de incendios atrasadas, pero no han hecho nada más», ha explicado González, indicando que dicha medida, «que se ha cumplido al 100%», supuso un desembolso de más de un millón de euros.

Sin embargo, para CCOO «lo más importante» es la Relación de Puestos de Trabajo, que debía proveer entre 2016 y 2019 de 95 nuevos agentes forestales y operarios y seis capataces, pero no se ha contratado «ni uno de esos trabajadores e incluso se han perdido puestos de trabajo», ha asegurado.

En cuanto a los medios materiales, González ha denunciado que, ante una denuncia de CCOO, Inspección de Trabajo ha comprobado que la ropa especial -Equipos de Protección Individual (EPI)- de los agentes están caducados y ha dado al Gobierno tres meses para reponerlos con carácter de urgencia. Sin embargo, cuando el plazo está «a punto de expirar», tampoco se ha hecho nada.

Además, los vehículos de las cuadrillas están viejos, «algunos tienen más de 300.000 kilómetros, otros no pasan la ITV); el sistema de comunicaciones no es bueno y algunas instalaciones están «en mal estado».

«No se ha hecho absolutamente nada. Este otoño nos podemos encontrar con que se suspendan cacerías porque no hay personal para cubrir las 13 comarcas», ha advertido González, quien ha insistido en alertar de que el riesgo de incendios es muy alto y no habrá medios para atenderlos.

«Cantabria saca pecho con datos de la Dirección General de Medio Natural de que ha sido de los años más lluviosos y, aún así, de enero a mayo ha habido 369 incendios (3.279 hectáreas). Ahora entramos en el otoño y no tenemos medios», ha reiterado.

En este sentido, el responsable de agentes forestales de CCOO de Cantabria, Javier Martínez, ha insistido en que empieza la época de mayor riesgo de incendios en la región, «y cada vez tenemos menos medios, a pesar de que cada vez hay más incendios y conatos». De hecho, ha precisado, el número de conatos, que son los incendios de menos de una hectárea, se ha triplicado en la última década.

«Si Revilla no nos recibe en un plazo breve, de seis u ocho días, y no se empieza a cumplir, volveremos a las movilizaciones», ha concluido González, que ha recordado al presidente cántabro que nada se sabe de las investigaciones que él mismo prometió tras la temporada de incendios de 2015. «De investigación, como en lo otro: cero».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos