A los hosteleros cántabros no les gustó escuchar en los informativos esa frase generalizada para todo el país de que esta Semana Santa estaría pasada por agua. Al menos no aquí. Mala cosa para atraer a los turistas. El jueves llovió en Cantabria, sí, pero el agua se despedirá este viernes de la comunidad autónoma y en Aemet no la vuelven a pintar en el mapa durante todo el fin de semana.

Hoy se ha ido marchando desde primera hora y en la previsión no se incluye ni para el sábado ni para el domingo. De hecho, si se cumplen los pronósticos de la Agencia Estatal de Meteorología, el sol tendrá a partir de este sábado mucho más protagonismo que las nubes. Cabezón, Torrelavega y Potes han marcado las máximas de este viernes con temperaturas que han oscilado entre los 16 y los 17,8 grados (Santander se ha quedado en 15,3).

Serán, en principio, jornadas apacibles con un claro acento primaveral.

Ayer ya llovió todo

Riesgo notable de aludes, este viernes y el sábado

La Dirección General de Protección Civil y Emergencias, y el Servicio de Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria recomiendan extremar la prudencia en Picos de Europa y las sierras del Cordel y Peña Labra (Alto Campoo) ya que la Agencia Estatal de Meteorología avisa de riesgo notable de aludes este viernes y el sábado.

En ambas zonas para este viernes se espera que continúen las precipitaciones, que serán en forma de nieve por encima de los 2.100 metros a primeras horas. Con esta situación los aludes más frecuentes serán de nieve húmeda por lluvia.

En general, como anuncia AEMET, estas avalanchas serán de tamaño 2 (capaz de enterrar a una persona) y 3 (capaz de sepultar un vehículo), aunque de manera excepcional podrían llegar a tener mayor tamaño, siendo necesaria una sobrecarga fuerte para desencadenarlos.

En cotas altas no se descarta alguna salida espontánea de nieve reciente, aunque en su mayoría serán pequeñas coladas o, a lo sumo, de tamaño 2. Las zonas donde el manto sea más delgado y donde el agua pueda percolar más fácilmente, puede existir el peligro de aludes de placa que implican a gran parte del manto o incluso a su totalidad.

El fin de semana, con el sábado con riesgo notable y el domingo descendiendo a limitado, prevalecerá el proceso de humidificación por fusión del manto y se mantendrá el peligro de aludes por nieve húmeda ya desde por la mañana, ya que no será efectivo el escaso rehielo que se pueda formar durante la noche.