Lombó intenta suavizar el conflicto de Educación con la FAPA y pide «avanzar juntos»

Lombó intenta suavizar el conflicto de Educación con la FAPA y pide «avanzar juntos»

Tras reunirse con los sindicatos para acabar con el enfrentamiento que mantenían con la Consejería la pasada legislatura, la nueva responsable de Educación también ha mantenido su primer contacto con las asociaciones de padres

DM .
DM .Santander

Lo primero que ha hecho Marina Lombó como consejera de Educación ha sido intentar frenar el conflicto que su predecesor, el socialista Francisco Mañanes, tenía abierto con todos los frentes educativos. Después de reunirse la semana pasada con los sindicatos, la nueva consejera de Educación, Marina Lombó, ha calificado de «muy positiva» la primera reunión mantenida con la Federación de Asociaciones de Padres y Madres (FAPA) y le ha ofrecido «toda la implicación» del Ejecutivo autonómico para «avanzar todos juntos» en el desarrollo educativo en la comunidad.

Lombó ha asegurado que el reciente encuentro mantenido con representantes de FAPA ha sido el «primero de los muchos» que, según se ha comprometido, el Ejecutivo mantendrá esta legislatura con esta organización y con todos los actores de la comunidad educativa.

La consejera ha resaltado que la mejora de la educación es un «objetivo compartido» por toda la sociedad cántabra en general y la comunidad educativa en particular, por lo que quiere «avanzar todos juntos» en el desarrollo educativo en Cantabria. Para Lombó es imprescindible contar con el alumnado y sus familias, por lo que ha transmitido a la FAPA su disposición a «mantener una relación estrecha».

El encuentro, celebrado en la tarde del martes en la sede de la Consejería, se desarrolló, según Lombó, en «términos cordiales» y a él acudieron además de la presidenta de FAPA Cantabria, Leticia Cardenal, los representantes de la Junta Directiva, José Manuel Torre, Pablo López y Sabrina Conde.

Según ha señalado la titular de Educación, el Ejecutivo se ha mostrado dispuesto a llevar a cabo «acciones coordinadas» y trabajar en beneficio del alumnado de la Comunidad Autónoma.

En la reunión, que ha estado presidida por un intento de avanzar en la enseñanza pública de Cantabria, ambas partes han reconocido la importancia del Consejo Escolar como órgano de encuentro y debate de los temas educativos.

La titular de la Consejería de Educación ha mostrado su intención de mantener sus «puertas abiertas» para escuchar todas las propuestas de todos los integrantes de la comunidad educativa.