Este viernes entra un verano que será «más cálido de lo normal» en Cantabria

Este viernes entra un verano que será «más cálido de lo normal» en Cantabria
Celedonio

La región se despide de una primavera «fría y seca», que abril registro 1.207 rayos, y la semana que viene subirán las temperaturas, sobre todo en los valles del sur

DM .
DM .Santander

El verano comenzará este viernes, 21 de junio, a las 17.54 horas, y llegará a Cantabria con un fin de semana «aceptable», seco y sin lluvias, y una subida de temperaturas la próxima semana cuando se prevé que entre a la Península una ola de calor, aunque en la región se notará más en los valles del sur y menos en el litoral.

En términos generales, y aunque las predicciones a largo plazo no son del todo fiables, el verano será «cálido», con temperaturas por encima de lo normal, y con las lluvias habituales en la comunidad, es decir, que podrá haber episodios de lluvia y de tiempo seco.

El delegado de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Cantabria, José Luis Arteche, así lo ha detallado este jueves en una rueda de prensa en la que ha informado del balance climatológico de la primavera y ha hecho un pequeño avance de la predicción estacional para el verano.

En lo que se refiere a la primavera, en Cantabria ha sido en términos generales fría, con una temperatura media de 11,8 grados centígrados, y seca, ya que se han acumulado 218 litros por metros cuadrado de lluvia que es lo equivalente a un 70% de lo habitual.

A pesar de esas características, Arteche ha indicado que ha habido «muchas diferencias» entre los tres meses de primavera. Y es que marzo fue cálido y seco, abril normal tanto en temperaturas como en precipitaciones y mayo ha destacado por haber sido muy frío y seco.

Asimismo, ha apuntado que las horas de sol han sido más de las normales, en concreto un 30 por ciento más en el conjunto de la estación, en la que además ha detallado que se han registrado un total de 1.210 descargas eléctricas de rayos, la mayoría (1.207) en el mes de abril.

La temperatura máxima más alta registrada esta primavera en Cantabria fueron los 31,3 grados alcanzados en Ramales de la Victoria y San Felices de Buelna el 31 de mayo; y la mínima más baja se situó en -7,4 grados, registrados en Nestares el 4 de abril.

La mayor cantidad de precipitación acumulada en 24 horas fueron los 47 litros por metro cuadrado que cayeron el 18 de mayo en Soba-Alto Miera; y la racha de viento más fuerte alcanzó los 121 kilómetros por hora el 5 de marzo en Nestares.

De cara al verano que comienza este viernes, el delegado territorial de la Aemet ha advertido de los riesgos que se pueden dar en Cantabria como las galernas que se pueden registrar en el mar Cantábrico, los aguaceros intensos que se producen a veces en esta estación, las nieblas de aparición súbita en Picos de Europa donde también puede nevar en cotas altas y la exposición a la radiación UV, ante lo que ha recomendado extremar las precauciones.

En la rueda de prensa, Arteche ha estado acompañado por el delegado del Gobierno en Cantabria, Eduardo Echevarría.