La maquinaria ya llegó a la obra del nuevo acceso al puerto de Santander

Una pilotadora consolida el terreno con hormigón antes de construir la glorieta elevada sobre él. /Sane
Una pilotadora consolida el terreno con hormigón antes de construir la glorieta elevada sobre él. / Sane

La pilotadora actúa en la A-67, donde se está consolidando el terreno de marismas para poder construir posteriormente los ramales y la glorieta

Ángela Casado
ÁNGELA CASADOSantander

Las intervenciones para la creación del nuevo acceso al Puerto de Santander comenzaron el pasado septiembre, aunque no han sido visibles hasta hace unos días. Desde su inicio y hasta las primeras semanas de mayo, la actuación ha estado centrada en trabajos previos y sondeos que aseguren las obras posteriores. La maquinaria -en concreto, la pilotadora-, que llegó hace dos semanas a las cercanías de la A-67, se está encargando ahora de consolidar el terreno de marisma con hormigón, antes de realizar el resto de actuaciones.

Estos días, el movimiento de maquinaria que entra y sale de la zona ha obligado a cerrar un carril de la autovía, aunque no provoca retenciones porque el tráfico no es muy denso, pero obliga a reducir la velocidad en la entrada de Santander. La intervención cuenta con un presupuesto de adjudicación de 21 millones de euros y un plazo de ejecución de dos años. «Todo va según lo previsto y cumpliendo los tiempos, las obras terminarán en septiembre de 2020», asegura el jefe de Demarcación de Carreteras en Cantabria, Fernando Hernández Alastuey. «No se prevé ningún tipo de incidencia, de aquí al final ya no vamos a parar».

Cuando terminen de asegurar el terreno de marisma, comenzará la construcción de los ramales y la rotonda que den acceso al puerto. La glorieta será elevada, de cien metros de diámetro. Desde ella partirá, por un lado, el nuevo acceso al puerto y, por otro, al centro de transportes. «Lo primero es construir los ramales de acceso y las estructuras que conforman la glorieta, porque estará situada por encima del terreno actual», explica. «Lo esencial, lo que nos ocupa ahora, es la consolidación del terreno sobre el que se cimentarán los muros y todo lo demás. Está todo controlado, todo va según lo previsto», concluye.

Sane

Canalizar el tráfico

Esta nueva obra permitirá canalizar todo el tráfico de entrada y salida al puerto a través de un acceso independiente. También se reducirá el tráfico que pasa por los enlaces de Nueva Montaña y Raos que, en estos momentos, constituye el punto de más intensidad de tráfico de la Red de Carreteras del Estado en Cantabria. Para la Autoridad Portuaria de Santander este proyecto se incluye en el ámbito «de la accesibilidad inmediata al puerto desde la A-67 y la S-10». Así lo señaló su presidente, Jaime González, cuando comenzaron los primeros trabajos previos y de sondeo. También recordó entonces que los accesos actuales obedecen a una realidad «concebida hace treinta o cuarenta años, que no tiene nada que ver con lo que hay hoy», en referencia al crecimiento y a los cambios observados en la zona, tanto industriales como residenciales y dotacionales.