Nuevas Generaciones pide soluciones «urgentes» a la «política de tuits» de Revilla y Zuloaga

Nuevas Generaciones pide soluciones «urgentes» a la «política de tuits» de Revilla y Zuloaga

Los populares reclaman que se acabe con la «situación de arrinconamiento» de los jóvenes cántabros

EP

El presidente de Nuevas Generaciones del PP de Cantabria, Álvaro Aguirre, ha lamentado hoy que con la llegada del nuevo año el presidente autonómico, Miguel Ángel Revilla, siga teniendo a la juventud cántabra «en standby».

Una situación, ha dicho en un comunicado, con la que «está encantado porque le permite seguir en su universo paralelo de auto promoción, en el que no hay cabida para la gestión de lo importante, y mucho menos para hacer frente con honestidad a los constantes escándalos que afectan a su Gobierno».

Para la organización juvenil del PP, todo hace indicar que esta legislatura será recordada como «la de las oportunidades perdidas», ya que «los jóvenes cántabros llevan años esperando que el ejecutivo PRC-PSOE se ponga a trabajar en aquello que les afecta directamente en la construcción de su proyecto vital», como un plan de empleo juvenil, la vivienda pública, la mejora del sistema de transporte entre los grandes municipios y núcleos rurales o el muy necesario aumento de becas de movilidad para estudiantes universitarios para reforzar la internacionalización.

En este sentido, Aguirre ha reclamado al presidente que «acabe de inmediato con esta situación de arrinconamiento de los jóvenes cántabros y explique cuál es su plan de acción para lo que resta de legislatura, si es que lo tiene», al mismo tiempo que pide a los jóvenes que en mayo «se rebelen en las urnas» ante unos partidos -en referencia al bipartito- que «suponen un lastre para el futuro». Sobre esto, ha añadido que «es urgente que los jóvenes alcen la voz y peleen por aquello que les corresponde, frente el inmovilismo en el que nos pretenden instalar».

Finalmente, el responsable de los jóvenes 'populares' ha puesto énfasis en la necesidad de generar un «proyecto de compromiso con los grupos de menor edad», que ofrezca soluciones «urgentes» frente a la «política de tuit» a la que nos tienen acostumbrados Miguel Ángel Revilla y su socio Pablo Zuloaga.

Soluciones, ha dicho, que pasan necesariamente por la implicación del Gobierno de España, «algo que parece altamente improbable a juzgar por los antecedentes del PSOE en Moncloa». Si bien, Aguirre recuerda que «Revilla es la mejor coartada que Pedro Sánchez podría encontrar en Cantabria, ya que justifica todo aquello que le ordenan desde Madrid con tal de seguir atrincherado en Peña Herbosa, mientras que no dejan de caerse importantes proyectos para la comunidad».