El otoño irrumpe en Cantabria con precipitaciones tormentosas, fuertes vientos y nieve en los Picos