«Los países ricos lo son porque apuestan por la investigación»

López Visitación, Ángel Pazos, Eva Díaz Tezanos, Rosa Menéndez, Marta Domingo, Lora-Tamayo y Alberto Ruiz, ayer, accediendo a la iglesia de Santa María de Laredo./Roberto Ruiz
López Visitación, Ángel Pazos, Eva Díaz Tezanos, Rosa Menéndez, Marta Domingo, Lora-Tamayo y Alberto Ruiz, ayer, accediendo a la iglesia de Santa María de Laredo. / Roberto Ruiz

El rector Ángel Pazos defiende el «papel fundamental» que debe jugar la ciencia en el desarrollo de sociedades «modernas y prósperas» en la inauguración de los Cursos de Verano de la UC

José María Gutiérrez
JOSÉ MARÍA GUTIÉRREZSantander

La investigación y la ciencia fueron los ejes que han marcado este lunes la inauguración de los XXXIV Cursos de Verano de la Universidad de Cantabria (UC). Primero por la conferencia inaugural que ha impartido Rosa Menéndez, presidenta del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), quien ha desgranado los factores que determinan una carrera científica: «Una actitud que puede despertarse pronto, una vocación que se confirma en la Universidad, una opción profesional que se considera en el Doctorado y una decisión de vida que requiere ambición y confianza». Y después por la reivindicación que ha hecho el rector Ángel Pazos del «papel fundamental» que deben jugar ciencia e investigación «en el desarrollo de sociedades modernas y prósperas». Una demanda histórica que ha sonado nítida en un marco aún más histórico, el de la iglesia de Santa María de Laredo, que ha acogido un año más el solemne acto de apertura.

El máximo responsable de la UC considera que el apoyo a las carreras científicas y a las personas que las llevan a cabo es hoy en día «más necesario que nunca» en España después de que durante la crisis se haya cometido «el error» de «no preservar la ciencia ni la trayectoria de los hombres y mujeres que la hacen posible». «Hemos olvidado que los países ricos no investigan porque son ricos, sino que son ricos porque investigan», ha apostillado antes de recordar que en nuestro país «se sigue dedicando a la I+D+i un porcentaje del PIB claramente inferior al que le correspondería por sus estándares sociales y económicos».

XXXIV Cursos de Verano de la UC

63 cursos monográficos:
18 de ellos se dedican a temáticas vinculadas a Educación, Cultura y Deporte, 13 son de Ciencias Sociales, 12 de Ciencias Experimentales, Matemáticas, Ingeniería y Medio Ambiente, 11 de Salud, 7 de Humanidades y 2 pertenecen al programa del G-9 de Universidades del que forma parte la UC.
53 actividades culturales:
37 conferencias, 13 talleres, dos conciertos en Noja y una exposición en Laredo dedicada a 'Libros iluminados en el mundo femenino'.
19 sedes:
Laredo, Torrelavega, Suances, Santander, Colindres, Ramales, Camargo, Noja, Los Corrales de Buelna, Castro Urdiales, Comillas, Potes, la Casona de Tudanca, Bareyo, Santa Leocadia Valle de Toranzo, Piélagos, Santa Cruz de Bezana, Campoo de Suso y Aguilar de Campoo (Palencia).

Pazos ha celebrado que el nuevo Gobierno central haya unido en el mismo ministerio, el que está en manos de Pedro Duque, las responsabilidades concernientes a las universidades y las relativas a la investigación, «porque de esta forma se transmite el mensaje de que no hay universidad real sin investigación de calidad». Cantabria ya implantó este modelo en 2015 -a través de la Consejería que dirige Eva Díaz Tezanos- que, en su opinión, «está dando buenos resultados». Precisamente la vicepresidenta del Gobierno regional ha encabezado la representación institucional en el acto, en el que también ha intervenido el alcalde de Laredo, Juan Ramón López Visitación; el vicerrector de Cultura y Participación Social de la UC, Tomás Mantecón; la directora del Área de Cursos de Extensión Universitaria de la UC, Marina Torres; y el rector de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), Emilio Lora-Tamayo, antecesor de Menéndez al frente del CSIC.

«La actitud, la vocación y una decisión de vida son las claves que determinan una carrera científica» Rosa Menéndez | Presidenta del CSIC

Ante todos ellos Pazos ha destacado «la vigencia» de unos cursos de verano que alcanzan ya su trigésimo cuarta edición y que, a lo largo de los años, «han sabido madurar, adaptarse al paso del tiempo, a las demandas sociales y a las nuevas coyunturas». Así, ha recordado cómo hace dos o tres décadas «proliferó» por la geografía española «una amplísima oferta de cursos de verano universitarios», una gran parte de la cual «no ha podido resistir el paso del tiempo y ha desaparecido». «La nuestra, en cambio, sigue viva y pujante, y ofrece a toda nuestra comunidad una atractiva variedad de cursos y otras actividades», ha añadido.

En concreto, este año se ofertan 116 propuestas, entre 63 cursos monográficos y 53 actividades culturales, repartidas a lo largo de 19 sedes, las mismas que el pasado año. Los contenidos llegan así una quinta parte de los municipios cántabros, que vertebran más de dos tercios de la población. «La programación pretende cumplir con nuestro compromiso de acercar el conocimiento a todos los rincones de la comunidad», ha indicado Pazos.

«Es el tiempo de la ciencia, de la universidad, pero, sobre todo, es el tiempo de las mujeres» Eva Díaz Tezanos | Vicepresidenta del Gobierno

Alfonso Guerra, Álvaro Pombo, Pedro Subijana y Manuel Marlasca, el 40 aniversario de la Constitución española, el centenario del final de la Primera Guerra Mundial, la aplicación creciente de las tecnologías digitales, la prevención del maltrato y el desafío del envejecimiento son algunos de los protagonistas y temáticas de la edición que ha arrancado este lunes.

Igualdad

Por primera vez la inauguración oficial y la clausura de los cursos de verano de la UC tienen como protagonistas a dos mujeres: este lunes ha sido Rosa Menéndez y en la clausura, el 29 de agosto, lo será la galerista cántabra Soledad Lorenzo. Una apuesta que no ha querido olvidar el rector en su intervención. «En la carrera científica, como en cualquier otra actividad, es imprescindible dar pasos decididos para garantizar la igualdad entre hombres y mujeres; creo que todos hemos aprendido ya que la igualdad total no llegará por sí sola, por el simple paso del tiempo: será necesario, es necesario ya, la adopción de medidas positivas y concretas que faciliten y potencien la presencia de nuestras científicas excelentes en los niveles más altos en lo que a la toma de decisiones y a la responsabilidad directiva de proyectos se refiere». «Tu presencia aquí -en referencia a la presidenta del CSIC, organismo con más de 11.000 trabajadores propios que el año pasado manejó un presupuesto de gasto de 677 millones de euros- es a la vez un acicate y una llamada de atención», ha añadido.

Una mirada feminista general que Pazos ha trasladado a lo local al defender que una de las funciones claves que debe cumplir una universidad pública como la UC en el siglo XXI es «actuar como una herramienta hacia la igualdad». «No olvidemos que la formación universitaria es, posiblemente, uno de los ascensores sociales más poderosos con los que contamos», ha destacado.

Tezanos también ha querido hablar de igualdad y se ha mostrado convencida de que «es el tiempo de la ciencia, de la universidad, pero, sobre todo, es el tiempo de las mujeres. Y creo que debemos ser ambiciosas en nuestra lucha, tenemos la oportunidad de cambiar el ciclo, de romper ese techo de cristal que permita la inclusión mayoritaria de las mujeres en todos los ámbitos de participación».

Las voces de la Coral Salvé dirigidas por José Luis Ocejo, imprescindibles en cada inauguración, han puesto el punto final a la ceremonia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos