Pazos será «implacable en la sanción» si se da un 'caso máster' en Cantabria

Pazos será «implacable en la sanción» si se da un 'caso máster' en Cantabria
R. Ruiz

El rector de la UC reprocha a los políticos «la utilización de la universidad pública como arma arrojadiza en sus debates»

NACHO G. UCELAY

El rector de la Universidad de Cantabria, Ángel Pazos, dijo ayer que la institución «va a ser implacable en la sanción» si en su regazo llegara a producirse algún 'caso máster' como los que han manchado el prestigio de otras universidades públicas españolas, irregularidades, añadió de seguido, «que no pueden servir como excusa para una generalización fácil ni mucho menos para que colectivos y partidos utilicen a la universidad pública como herramienta arrojadiza en sus debates».

Pazos se pronunció en estos términos contundentes durante su intervención en el acto de apertura del curso académico 2018/2019, ceremonia que tuvo lugar en los salones del Paraninfo de la Universidad y en la que el profesor doctor ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, Íñigo Losada Rodríguez, impartió la lección inaugural.

Era, el del rector, un discurso especialmente esperado precisamente por eso, porque si bien ya se había manifestado antes al respecto, había un cierto interés por conocer cómo se comportará su gobierno en un curso que la comunidad universitaria española en su conjunto inicia bajo sospecha.

«No me temblará el pulso a la hora de adoptar una medida contundente», subrayó el rector

«Vivimos un momento en que la universidad está en boca de todos y a menudo cuestionada», admitió. «Un cuestionamiento que, partiendo de una serie de hechos graves, acaecidos en un centro de una universidad concreta, están derivando en una crítica generalizada a la universidad y, más en particular, a la universidad pública». Por eso, justificó, «quizá deberíamos dedicar unos minutos a comentar la situación».

En esos minutos, Pazos dijo que «la universidad tiene que ser totalmente diligente e incluso radical con todo aquello que se haga mal». A su parecer, «no debe haber la menor sombra de corporativismo ni la menor tentación de infravalorar la gravedad de unos hechos que, salvando la obligada presunción de inocencia, parecen francamente serios y requieren una sanción rotunda y ejemplar».

Para el rector, las irregularidades descubiertas en los títulos universitarios de determinados políticos «son hechos que están haciendo daño a la idea y al prestigio de la institución universitaria y que deben corregirse con toda la contundencia. No podemos permitir otra cosa», sentenció Pazos. Tras recordar que en la institución cántabra «disponemos de adecuados sistemas de gestión y control para evitar que hechos como los ocurridos en otras universidades puedan producirse» –«lo cual no implica que estemos totalmente libres de algún caso de mala praxis o incluso de ilegalidad», matizó luego–, Pazos cerró este episodio con una promesa en firme a su comunidad: «Les puedo asegurar que a este rector no le temblará el pulso a la hora de adoptar una respuesta contundente, de ser implacable en la sanción si llegara a darse el caso».

Antes de despachar este espinoso asunto de los másters, el rector hizo alusión en su discurso a la aprobación de un Plan Estratégico que «define lo que queremos ser en los próximos cinco años». Pazos se refirió al modelo de financiación de una universidad, que, «tras unos años de durísima penuria presupuestaria, ahora contempla un escenario favorable, de aumento progresivo de la asignación, aunque necesitamos que siga creciendo para que la calidad de nuestros servicios sea mejor».

«Apoyo» del Gobierno

Era un guante lanzado al presidente, Miguel Ángel Revilla, que éste recogió cuando le tocó intervenir para declarar inaugurado oficialmente el nuevo curso académico. «El Gobierno va a hacer un esfuerzo presupuestario para inyectar una sustancial cantidad económica, porque no hay inversión más rentable» que la investigación, dijo. Este apoyo, añadió, «no son palabras huecas, aunque puedan ser habituales», porque «comprometerse con la universidad es comprometerse con el futuro de Cantabria».

El jefe del Ejecutivo, que definió al profesor Íñigo Losada Rodríguez como «un lujazo para nuestro país» y «uno de los más importantes científicos de España», recordó a Pazos que el Gobierno PRC/PSOE «ha cumplido sus compromisos financieros con la Universidad», que en los últimos tres años «ha pasado de recibir 66 millones a percibir 73,4». Un 9,98% más. En esa misma línea, «trataré de seguir atendiendo las demandas del rector», de quien, dijo, «me ha agradado escuchar su contundencia» a la hora de referirse al escándalo de los 'másters'.

«Celebro sus palabras frente al cierto corporativismo que he percibido en el conjunto de los rectores», acabó Revilla, «muy sorprendido» por la «tibieza» con la que cree que se ha tratado este asunto.

 

Fotos

Vídeos