¿Se puede votar con el DNI caducado? Cinco dudas y preguntas sobre las elecciones

¿Se puede votar con el DNI caducado? Cinco dudas y preguntas sobre las elecciones

«¿En qué horario abren los colegios, y qué documentación hay que llevar?»: Respondemos a esta y otras cuestiones en torno a la jornada electoral del próximo domingo

DM .Santander

El domingo 28 de abril se celebran las elecciones generales en España y aún hay muchas dudas entre los votantes. Los colegios electorales abrirán desde las 9.00 hasta las 20.00 horas, pero si llegada esa hora queda algún ciudadano en el centro, se admitirá también su votación.

No importa que el DNI esté caducado, ya que sólo se utiliza para comprobar la identidad del votante. Sobre dónde votar, el INE recoge un formulario en el que explica qué centro nos corresponde.

1. ¿En qué horario abren los colegios, y qué documentación hay que llevar?

Podrá votarse desde las 09.00 hasta las 20.00 del 28 de abril, pero si llegada esta hora queda algún ciudadano en el centro o su entrada se admitirá también su votación.

En cuanto a la documentación, solamente es necesario llevar alguno de los carnés que nos identifican: DNI, pasaporte, permiso de conducir o 0tarjeta de identidad de extranjero (para personas de países que mantengan un tratado con España que permita su votación en las elecciones locales). En todos los casos, esta documentación puede ser española o del país de origen del votante, siempre que incluya su fotografía.

2. ¿Se puede votar con el DNI caducado? ¿Y con una fotocopia?

La Junta Electoral Central admite los DNI caducados, puesto que se utilizan únicamente para comprobar la identidad del votante. Sin embargo, siempre deben ser los originales; en ningún caso se aceptará una fotocopia.

3. ¿En qué colegio debo votar?

El INE recoge un formulario para que, introduciendo algunos sencillos datos, podamos determinar cuál es el colegio electoral que nos corresponde.

En cualquier caso, los electores recibirán una tarjeta censal con los datos actualizados de su incripción en el censo electoral y de la Mesa que les corresponde. En los casos en que se hayan producido modificaciones al respecto, los ciudadanos también seráninformados.

Voto blanco, nulo y abstención, ¿a quién beneficia cada uno?

Con el inicio oficial de la campaña electoral, cada vez se acerca más el momento decisivo: votar. Aquellos que, por el motivo que sea, no quieren apoyar a ningún partido en los comicios, se encuentran con tres posibilidades: votar en blanco, nulo, o directamente no hacerlo (abstención), ¿cuáles son las diferencias?

El nulo

El voto nulo se produce cuando dentro del sobre hay algún objeto o símbolo 'de más', es decir, cuando por ejemplo el sobre contiene más de una papeleta de dos candidaturas --si las dos son de la misma, se considera un voto válido--; cuando solo tiene una pero está marcada más de una vez o cuando en el sobre hay algún objeto o frase que no debería estar ahí.

El voto nulo se considera un voto «gamberro» y casi siempre es voluntario, pues la forma de votación española es muy simple, según explica a el profesor de Ciencia Política de la Universidad de Málaga, Manuel Arias. Estos votos se consideran como «voto emitido no válido» y no cuentan para realizar el reparto de escaños, por lo que no benefician ni perjudican a nadie.

En blanco

El voto blanco, por su parte, se da cuando dentro del sobre no hay nada. Es decir, una persona ha ido hasta el colegio electoral y en su sobre no ha metido ninguna papeleta. Según la actual Ley Electoral española, esta clase de voto se considera válido, por lo que se suma a los votos obtenidos por las diferentes candidaturas para hacer el reparto de escaños.

Es aquí cuando entra en juego la ley d'Hont, el sistema de cálculo proporcional utilizado en el sistema electoral español. Conforme a éste, en cada circunscripción se excluye primero a las candidaturas que no hayan obtenido, al menos, el tres por ciento de los votos válidos emitidos, por lo que al incluir los votos en blanco una candidatura necesita más votos para lograr escaño.

Para entender esto, es mejor utilizar un ejemplo: en una circunscripción imaginaria en la que ha habido 1.000 votos a candidaturas, 200 en blanco y 50 nulos, teniendo en cuenta sólo los votos a candidaturas un partido necesitaría 30 votos (el 3%) para conseguir un escaño, mientras que al tener en cuenta los votos en blanco requeriría 36 (el 3% de 1.200).

Por lo tanto, en teoría, esta forma de voto desfavorecería a los partidos pequeños porque la misma ley d'Hont les perjudica en las circunscripciones pequeñas. Sin embargo, Arias asegura que en la realidad ni beneficia ni perjudica porque no es común que los partidos se queden en el límite del tres por ciento de los votos.

Ahora bien, esta clase de voto tiene un significado claro: al igual que el voto nulo se considera «gamberro» y de enfado, el voto en blanco transmite la idea de que la persona está de acuerdo con el sistema electoral pero «no le satisface ninguna opción», según Arias.

La abstención

La abstención es simplemente no ir a votar ni, lógicamente, introducir ningún voto. Al no haber voto, éste no se suma y no afecta a los resultados. Sobre el significado de la abstención, en este caso es mucho más difuso, pues no se sabe por qué la persona no ha ido: si es por indiferencia, descontento con el sistema electoral, enfermedad, etcétera.

4. ¿Cómo se juntan los votos recibidos por correo y los presenciales?

A las 20 horas del 28 de abril, una vez recogidos todos los votos realizados físicamente, se añadirán todas las papeletas que se hayan recibido por correo. Para ello, se comprobará que las cartas incluyen el certificado de inscripción en el censo del votante, y que efectivamente está inscrito en esa mesa. Entonces, se procederá a introducir su voto en la urna con los demás, y se añadirá su nombre a la lista de votantes.

Si a las 20.00 horas. alguno de los votos emitidos por correo aún no ha sido recibido, no será válido: cuando llegue será enviado a la Junta Electoral de la zona y destruido.

5. ¿Cuánto cobran los miembros de las mesas y en qué casos está justificada su ausencia?

Los miembros de las mesas recibirán una dieta de 62,61 euros. En el caso de los funcionarios y trabajadores por cuenta ajena, tienen también derecho a una reducción de cinco horas de su jornada laboral al día siguiente. Esto solo se aplicará a los suplentes en el caso de que lleguen a ocupar un puesto en la mesa.

Si existe algún motivo que les impida desempeñar su función, los miembros de la mesa disponen de siete días desde que sean asignados para presentar alegaciones ante la Junta Electoral de Zona.

Pueden hacerlo todos los mayores de 65 años, aquellos en situación de baja médica, mujeres embarazadas de seis o más meses y madres con bebés de hasta 9 meses, entre otros. También hay casos que pueden justificar o no la ausencia dependiendo de lascircunstancias, como la situación de enfermedad. En cualquier caso, la Junta Electoral de Zona debe aceptar la excusa presentada para que la alegación sea válida.

En el caso de que la razón que impida acudir a la mesa ocurra después de esos 7 días, se debe comunicar a la Junta al menos 72 horas antes de la jornada electoral. Si tuviese lugar aún más tarde, se le informará de forma inmediata y siempre antes de las 08.00 del 24 de mayo.