Ciudadanos

Álvarez: «Desde hoy nos ponemos a trabajar por el futuro, que es impresionante»

Álvarez: «Desde hoy nos ponemos a trabajar por el futuro, que es impresionante»

Ciudadanos destaca que la formación continúa creciendo, mientras afiliados y cargos admiten que esperaban un botín superior del 26M

JESÚS LASTRA y PILAR GONZÁLEZ RUIZSantander

Hay un axioma elección tras elección: Ciudadanos siempre crece respecto a sus resultados precedentes. Esa idea fuerza recibió esta noche a los primeros invitados en el Hotel Bahía, donde la formación naranja montó su cuartel general para vivir el recuento de los comicios municipales y autonómicos.

El flamante diputado Rubén Gómez se mostraba tranquilo y abundaba en esa premisa sobre el potencial del proyecto capitaneado por Félix Álvarez para ser relevante en la próxima legislatura en Cantabria. Eran poco más de las diez de la noche y el escrutinio empezaba a arrojar sus primeros datos, el preludio de dos horas posteriores en las que Ciudadanos se quedó con una sensación agridulce. De cierta decepción, de hecho, al no haber cumplido con sus propias expectativas internas y sí, mejorar, su posición en el antiguo Hospital San Rafael al pasar de dos -uno tras la abrupta salida de Juan Ramón Carrancio- a tres diputados, pero encarando de nuevo la oposición parlamentaria. Peor le fue a Javier Ceruti en Santander, donde tan sólo pudo igualar la presencia de 2015 al obtener dos ediles, que pueden resultar claves para que Gema Igual pueda aferrarse al bastón de mando municipal o, por contra, abrir la puerta a una posible coalición de izquierdas.

Más allá de la medianoche, oficialmente el día después de la cita con las urnas, el salón naranja en el céntrico hotel santanderino fue cogiendo temperatura con la llegada de militantes y simpatizantes. No en número excesivo, sino que los correligionarios se fueron arracimando en diversos grupos para analizar lo acaecido. Tan sólo los resultados en El Astillero y Cabezón de la Sal, con Javier Fernández Soberón y Esther Merino, respectivamente, con opciones de alcanzar la Alcaldía, arrancaron ciertas sonrisas entre los presentes.

Eso sí, los más veteranos del proyecto naranja en Cantabria venían a poner las cosas en perspectiva. No ocultaron el sinsabor de la noche, pero pusieron en valor la red municipal que CS está tejiendo en la Comunidad al superar la treintena de ediles. «Los partidos nuevos solemos incurrir en el error de perder de vista de dónde venimos y cegarnos con nuestras propias expectativas», sostenía Gómez, casi tres horas después de sus primeras declaraciones. Pese a este discurso pragmático, el término «desastre» brotó en diversos grupos del salón.

Valoraciones

Las principales cabezas visibles de la propuesta naranja, Félix Álvarez y Javier Ceruti, que siguieron el escrutinio en otra sala del hotel, se demoraron en aparecer ante los medios de comunicación. A la 1.10 horas compareció el candidato en Santander. «Al final vamos a ser decisivos», arrancó, para recordar que «venimos de menos dos ediles y ahora tenemos dos», reflexionó en referencia a los dos tránsfugas naranjas en el Consistorio esta última legislatura,

Ceruti también opinó sobre el 'pinchazo' en la capital. «El tema del transfuguismo nos ha perjudicado y ha influido en nuestros votantes potenciales. Ahora estamos dentro y toca recuperar esa confianza de la ciudadanía»,anotó.

«Desde hoy nos ponemos a trabajar por el futuro, que es impresionante» Félix álvarez

Sobre sus preferencias a la hora de pactar con el PP -que incluyendo a Vox supondría una réplica del ya conocido pacto a la andaluza- o con una coalición que permita a la izquierda gobernar, se remitió al discurso de la campaña. «Pactaremos con quien quiera cumplir nuestro programa. Vamos a poner al ciudadano en el centro. Veremos quién apoya nuestras propuestas en temas como el Plan General o la integración ferroviaria», defendió. En esas posibles alianzas no excluyó a Vox e insistió en trabajar sobre los programas más que sobre las siglas.

Con anterioridad a esta noche electoral, Ceruti no ha sido benevolente con la política desarrollada por los populares al frente de la capital cántabra y su visión previa de Ciudadanos es la de ser la opción para «sacar a Santander de la mediocridad en la que se ha instalado» y devolver la voz a los ciudadanos tras «lustros» en los que han sido «olvidados e ignorados».

El partido naranja también tendrá representación en la capital del Besaya, donde con 1.756 votos han logrado un concejal; Julio Ricciardiello. Medio Cudeyo, Suances, Bezana o Castro Urdiales son otros de los municipios donde Ciudadanos estará presente la próxima legislatura.

Hasta más allá de la 1.30 horas se demoró Álvarez, principal rostro de la apuesta naranja para esta campaña. El candidato a la Presidencia, recibido con aplausos, arrancó con fuerza. «Ciudadanos va a seguir creciendo. Esto no ha hecho más que comenzar».

Tras felicitar al PRC y a Miguel Ángel Revilla por un triunfo que definió como «incontestable», Álvarez analizó el presente y porvenir del proyecto naranja. «Desde hoy nos ponemos a trabajar por el futuro, que es impresionante», defendió, tras destacar los tres diputados que permitirán consolidar el Grupo propio, así como la red capilar de concejales diseminados por los principales ayuntamientos de la comunidad.

En declaraciones a este medio, durante una campaña que definió como «excitante, larga e intensa»., Álvarez posicionó a su partido como «la única alternativa real, posible y útil para sacar al PSOE de manejar la bolsa de los dineros de Cantabria».

El candidato eludió definir como decepción el botín conseguido e incidió en que «hay un partido que cada vez que se abren las urnas sigue creciendo. Ése es Ciudadanos», zanjó, para ser despedido de nuevo con una prolongada ovación, un colofón para una noche en la que Cs tiene motivos para sonreír, pero en la que seguramente muchos de los presentes se quedaron con la sensación de no haber visto colmadas las aspiraciones de la formación.

Jornada electoral

Los candidatos del partido votaron a lo largo del día. Félix Álvarez, que dedicó la jornada de reflexión a pasar el día con su familia en el Barrio Pesquero, celebrara este domingo su cumpleaños. Celebraciones aparte, acudió a votar a mediodía al colegio electoral ubicado en la calle Alta.

Javier Ceruti, fue más madrugador y a las 11.00 horas depositaba su voto en el CEIP José Arce Bodega.

En Torrelavega, Julio Ricciardiello acudía en torno a las 11.30 horas a votar en el colegio electoral ubicado en la Cámara de Comercio de Torrelavega, el municipio por el que se presenta como candidato del partido naranja.