Revilla considera «dramático» el recorte de 135 millones que «afectará a la dependencia»

Revilla, junto a su esposa Aurora, en la celebración del Día de Cantabria./Javier Rosendo
Revilla, junto a su esposa Aurora, en la celebración del Día de Cantabria. / Javier Rosendo

El presidente regional insiste en que «dejen gobernar a Pedro Sánchez» durante los actos del Día de Cantabria

Gonzalo Sellers
GONZALO SELLERSSantander

Frente a una Cantabria idealizada, Miguel Ángel Revilla dibujó este domingo una España funambulista a punto de caerse de la cuerda floja. Ante una región en la que baja el paro, la industria se consolida y el turismo hincha el bolsillo de los hosteleros, el presidente esbozó un país incapaz de seguir el ritmo. El líder del PRC utilizó su intervención en el Día de Cantabria para comparar la «estabilidad» de su Gobierno, convertido en catalizador de la excelencia regional, con las «luchas cainitas» en las que andan enzarzados los partidos en Madrid y el caos político que se vive en La Moncloa. «Aquí no hay turbulencias. Aquí hay un pacto sólido y lógico. ¿Por qué este país se quiere tan poco? Peor que un mal Gobierno es que no haya ninguno», dijo Revilla después de advertir que esa era su opinión y no necesariamente la de su Ejecutivo ni la del PRC.

Pero nada, ni siquiera Cantabria, es perfecto. Este bipartito cuya cohesión se esfuerzan en destacar desde ambos lados –como si necesitaran convencerse a fuerza de repetirlo– tiene un problema muy importante encima de la mesa, derivado de ese bloqueo a Pedro Sánchez que tanto critica Revilla: los recortes presupuestarios. Y el presidente no esquivó el asunto en su intervención de más de una hora.

La falta de Presupuesto en Madrid y la interinidad del PSOE deja a Hacienda con las manos atadas para cumplir con las comunidades autónomas, que no ingresarán más de 5.000 millones de euros ya previstos. A Cantabria dejarán de llegar 135 millones según Revilla –130 según la consejera de Economía– con los que ya se contaba.

Javier Rosendo

Al margen de malabarismos léxicos para llamarlo recortes, ajustes o previsiones de gasto que no se van a materializar, lo cierto es que el Gobierno ya ha empezado a estudiar de dónde limar esa cantidad, como ya adelantó este periódico. La semana pasada se produjo una reunión entre la consejera María Sánchez (PSOE) y la de Presidencia y Justicia, Paula Fernández (PRC), en la que hablaron por primera vez del tema. Al día siguiente también se debatió fuera de los puntos del orden del día del Consejo de Gobierno.

El dirigente regionalista considera un «auténtico drama y una barbaridad» no poder contar con ese dinero. «¿De qué nos vale un gobierno estable si no te llega la caja?», se preguntó.

«No hay en España nadie tan entusiasta de Pedro Sánchez como Revilla» iñigo fernández | pp

Aunque todavía es muy pronto para saber de dónde se restará ese dinero, ni si los recortes se partirán al 50% entre PRC y PSOE como ya sucedió la legislatura pasada, Revilla explicó que esos fondos –entregas a cuenta del Estado– «no se usan para hacer polideportivos, sino que afectará directamente a subvenciones y a la dependencia». «Es dramático pensar en la gente que no va a recibir ese dinero», insistió.

Pero tampoco llegará, entre otras cosas, la subida de 33 millones en el Fondo de Suficiencia Global, una aportación que el Ejecutivo cántabro sí utiliza para proyectos propios.

Zuloaga: «El futuro de Cantabria no está desvinculado del de España»

El vicepresidente regional, Pablo Zuloaga, confía en que haya «pronto» un Gobierno en España que responda a las aspiraciones de Cantabria y que las infraestructuras que espera la comunidad autónoma «sean realidad lo antes posible». El líder del PSOE se manifestó así en el Día de Cantabria, después del discurso del presidente regional, Miguel Ángel Revilla, en el que considera que éste puso encima de la mesa «cuáles son las grandes preocupaciones que tiene Cantabria en esta legislatura». Aunque Zuloaga advirtió de que «el futuro de Cantabria no está desvinculado del futuro de España». Por ello, defendió que el presidente de Cantabria y líder del PRC haya hecho «tanta señas» en su intervención «a la necesidad de que haya un Gobierno estable en Madrid». «Por lo tanto, el Gobierno de Cantabria tiene claro que tiene que seguir trabajando en la linea que lo estamos haciendo», resumió el socialista, para quien el presidente también ha expuesto los «grandes avances» de los últimos gobierno de coalición PRC-PSOE.

No son las únicas malas noticias que debe afrontar el recién estrenado bipartito. Hace dos semanas también llegó una carta del Ministerio de Hacienda –la misma que envió a otras diez comunidades– en la que se alerta del incumplimiento del techo de gasto sanitario y farmacéutico. El Gobierno, aunque Pablo Zuloaga se ha esforzado por negarlo ante los periodistas, deberá hacer un plan de ajuste por esos excesos que este domingo Revilla no negó e, incluso, defendió. «Estamos dando medicamentos a todo el mundo que los necesita. Vamos encaminados a una sociedad de mayores que requieren este servicio. Estamos pagando tratamientos de cáncer muy caros, pero hay que hacerlo. La salud está por encima de todo. Y si quieren que demos explicaciones, las daremos», avisó.

La Moncloa

El escenario más pesimista de ajustes puede quedarse en nada si Pedro Sánchez consigue los apoyos para la investidura. Por Revilla no quedará. El líder del PRC se ha hartado de pedir en todos los foros que dejen gobernar al PSOE. «Los partidos son unos cainitas que no dan nada al contrario aunque esté en juego el país, han convertido al rival en un enemigo», denunció el jefe del Ejecutivo, señalando directamente a la «gente nueva» que ha llegado a la política «sin vocación».

Javier Rosendo

Frente a esta oleada de pesimismo, Revilla destacó una Cantabria pletórica, convertida en «una explosión de cultura y tradición popular», especialmente en verano, cuando se produce «un reguero» de celebraciones y toda la comunidad «es una fiesta».

Pero «el mayor activo» de la región es, a juicio de su máximo representante, la «marca 'Cantabria'» y su «imagen» en el conjunto de España, donde es una tierra «conocida, respetada y querida». Algo que «no es cuantificable» y que él mismo comprueba «día a día», al saludar a visitantes y turistas.

«El PRC convierte el Día de Cantabria en una autopromoción y autobombo» félix álvarez | cuidadanos

Como era de esperar, esta visión no fue compartida por los partidos de la oposición, presentes en el acto principal de la fiesta de ayer, donde se izaron las banderas de todas las comunidades y la de España. El portavoz del PP, Íñigo Fernández, destacó que «no hay en España nadie tan entusiasta de Pedro Sánchez como Miguel Ángel Revilla, ni siquiera el propio presidente en funciones». «Más bien parece que Pedro Sánchez quiere elecciones y que es Revilla quien quiere la investidura», ironizó. Para Fernández, eso es «la constatación de que el Partido Regionalista y el Partido Socialista son la misma cosa».

El líder de Ciudadanos, Félix Álvarez, criticó al presidente regional por haber convertido su discurso del Día de Cantabria en una «autopromoción y autobombo», cuando debería ser una intervención «institucional» y servir para exaltar la cultura, las tradiciones y la historia de la comunidad autónoma.

«Revilla sustituye el sentido crítico por una autocomplacencia de sobao y pandereta» cristóbal palacio | vox

El representante de Vox, Cristóbal Palacio, que se estrenaba como diputado en el acto de este domingo, denunció que Revilla «ignora las carencias estructurales de la región y sustituye el sentido crítico por una autocomplacencia de sobao y pandereta».

Coated Solutions se queda en el Puerto e invertirá 100 millones

La empresa Coated Solutions mantendrá el Puerto de Santander como sede de sus proyectos de ampliación. El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, adelantó ayer que la acerera invertirá 100 millones de euros, entre capital fijo y variable, y generará 200 puestos de trabajo estables en Cantabria.

Este anuncio llega después de una legislatura especialmente complicada para la firma. Los retrasos y las complicaciones surgidas con los permisos ambientales, además de la paralización de las obras de sus nuevas naves en el Puerto, derivaron en rumores de fuga a otra comunidad. De hecho, se llegó a hablar de que el proyecto de un complejo de galvanizado previsto para Santander fue derivado a León. Y con él sus 100 millones y 150 empleos. Pero ayer Revilla puso punto final a estas especulaciones. «Se quedan aquí», dijo.

Con esta ampliación de su negocio, Coated Solutions –que produce bobinas de acero prepintado de alta calidad– exportará 300.000 toneladas más de mercancía desde las instalaciones portuarias de Santander. Será en septiembre u octubre cuando la empresa aporte todos los detalles de esta actuación.

Además, y también en relación con el Puerto, el presidente anunció la llegada de un nuevo barco de «gran tamaño» de la naviera francesa Brittany Ferries que se llamará 'Santoña'.

«Ya están encargadas las letras», comentó Revilla en referencia al nombre que la compañía bretona ha escogido para su tercer buque de clase E-Flexer, y que forma parte de la renovación de la flota que está llevando a cabo con un coste de 550 millones de euros para ser «más sostenibles».

'Santoña', que según la naviera podría llegar en el año 2023, será impulsado por gas natural licuado, más respetuoso con el medio ambiente por la reducción prevista en las emisiones de gases de efecto invernadero. Además, Brittany Ferries también ha puesto nombre a otro nuevo barco, que a partir de noviembre y durante un año cubrirá la ruta ente la ciudad irlandesa de Cork y Santander, y que se llamará 'Kerry'.