Riocorvo y Esles optan a ser Pueblo de Cantabria 2018

Riocorvo y Esles optan a ser Pueblo de Cantabria 2018

Cartes y Santa María de Cayón velan armas ya en su intento por realzar la historia y la belleza de sus respectivos pueblos

NACHO CAVIA y HÉCTOR RUIZLos Corrales de Buelna

Poco a poco van conociéndose los rincones de Cantabria que este año optarán al galardón de Pueblo de Cantabria, un reconocimiento que además de venir acompañado por una interesante inyección económica del departamento convocante, la Consejería de Obras Públicas y Vivienda, supone un espaldarazo turístico de primer orden para el pueblo agraciado. De momento Riocorvo, en Cartes (primer intento), y Esles, en Santa María de Cayón (segunda candidatura), han anunciado su deseo de hacerse con el premio.

Riocorvo se presenta este año por primera vez como uno de los candidatos a ser Pueblo de Cantabria 2018, elevando sus blasones y escudos, balcones y portaladas medievales como principal valor, un conjunto histórico arquitectónico reconocido desde hace décadas que el Ayuntamiento de Cartes quiere ensalzar como se merece.

El Camino Real se convierte en la calle principal, dedicada a San José, y se presenta como un muestrario de casonas a cada cual más vistosa, todas cuidadas, todas llamativas, formando una estampa difícil de ver en otros lugares. Un casco urbano declarado Bien de Interés Cultural con la categoría de Conjunto Histórico el 24 de abril de 1981, gracias a sus numerosas casonas de estilo barroco, fechadas en los siglos XVII y XVIII, de piedra, y la mayoría con blasón incluido, encajonando la iglesia parroquial, pequeña construcción que data del año 1804.

Pero Riocorvo no solo es historia, también es un lugar para el ocio y el deporte, para las familias y las escapadas de fin de semana. Así lo destacó el alcalde, Agustín Molleda, al presentar la candidatura. A lo largo de esta legislatura se han recuperado las instalaciones deportivas de la Pedreguera, se ha ampliado el carril bici para amoldar la afición de los ciclistas a la de los turistas y vecinos de la calle San José, y se proyecta ya una nueva zona de ocio y familia que, en ciernes, ya está llamando la atención de muchos colectivos.

Se ha asfaltado el pueblo, mejorado las aceras y adecuado rincones, se proyecta un nuevo gran aparcamiento en la zona deportiva y servicios para ese carril bici además de ganar espacios a peatones y ciclistas, con el cierre al tráfico, por ejemplo, de la carretera que llega a Las Caldas, paralela al Besaya. Precisamente por ahí van los objetivos del Ayuntamiento, «no desarrollarse de espaldas al río, sino aprovechándolo», decía Molleda.

A la segunda va la vencida

La pedanía de Esles de Cayón prueba otra vez suerte en el certamen. El pasado año, su candidatura se quedó a las puertas de conseguir el primer puesto y fue merecedora de un accésit. En esta ocasión, el Ayuntamiento de Santa María de Cayón y la Junta Vecinal van de la mano para llevarse el premio al Pueblo de Cantabria 2018.

Historia y naturaleza son el cartel de presentación de la pequeña localidad. Ubicada a unos 250 metros de altitud y a pocos kilómetros de la capital municipal, Esles cuenta con una población aproximada de trescientos habitantes y es una de las poblaciones que mejor conjuga un conjunto arquitectónico singular de casonas montañesas blasonadas y construcciones de indianos, con espectaculares parajes como el Hayal de Esles, único en la región o el magnífico jardín botánico de la finca de Cotubín.

El año pasado se obtuvo el segundo puesto con el reconocimiento de los jueces, siendo una de las mejores candidaturas por ser uno de los proyectos más completos e integradores presentados en dicha edición. «Sin duda Esles reúne muchas de las condiciones para ser el Pueblo de Cantabria, y confiamos en que en esta edición se lleve el primer premio», resumieron Ayuntamiento y Junta Vecinal.

 

Fotos

Vídeos