El sector del taxi en Cantabria, a la espera de lo que hagan en Madrid y Barcelona

Imagen de archivo de una movilización de los taxistas cántabros./
Imagen de archivo de una movilización de los taxistas cántabros.

Este martes se reúne la Ejecutiva de la Asociación Nacional para consensuar un documento con la postura en las comunidades autónomas

DM .
DM .Santander

Los taxis de Cantabria por el momento no convocan movilizaciones por las VTC y están a la expectativa de lo que ocurra en Madrid y Barcelona y las reuniones de asociaciones del sector de toda España.

El presidente de la Federación Cántabra del Taxi, Manu Andoni Ruiz, ha destacado que el sector de Cantabria está a expensas de una reunión que se va a celebrar este martes, de la Ejecutiva de la Asociación Nacional. En esa reunión se quiere consensuar un documento con la postura en las comunidades autónomas.

El sector del taxi se ha reunido con el Gobierno de Cantabria en varias ocasiones para abordar esta cuestión de las autorizaciones VTC.

Según ha explicado Manu Andoni Ruiz, la intención de Cantabria es estar también «a la expectativa» y ver qué sucede en otras comunidades, sobre todo Madrid y Cataluña, y «seguir sus pasos».

Este lunes, cuando le han preguntado por este tema, el consejero con competencias en Transportes, Francisco Martín, ha recordado que Cantabria tiene un ratio de cuatro licencias de taxi por cada una de VTC, cuando la legislación estipula que en España debe ser 30 a 1.

Martín ha añadido que Cantabria presenta «una peculiaridad», y es que la mayor parte de las licencias que corresponden a su territorio están operando fuera de la región, puesto que siendo una de las regiones con más licencias de VTC, también es en una de las que menos se opera.

Manu Andoni Ruiz ha indicado en este sentido que Madrid y Barcelona, donde más se ha recrudecido el conflicto del taxi, no solo soportan las licencias que se han dado en esos territorios, sino que también operan allí empresas de otras comunidades. «Si en Cantabria hay 181 autorizaciones VTC, un 90 % de ellas no están trabajando aquí«, ha señalado.

Por eso, lo que se teme es que en el momento en que Cataluña y Madrid regulen esas VTC, las empresas con licencias de otras comunidades van a tener que regresar a trabajar donde le fueron expedidas.

«Y es ahí cuando se planteará el problema a los demás«, ha manifestado, antes de explicar que, por eso, el sector del taxi quiere trabajar en una regulación homogénea en el resto de comunidades, mientras a la vez Cantabria tiene la vista puesta en cómo se regula en grandes ciudades, como Madrid y Barcelona.

 

Fotos

Vídeos