Seis municipios cántabros recibirán 15.000 euros cada uno para instalar wifi gratis en sus espacios públicos

Los seis municipios que recibirán esta ayuda de Europa./
Los seis municipios que recibirán esta ayuda de Europa.

Europa, a través del proyecto 'Wifi4EU', ha concedido esta ayuda a los ayuntamientos de Campoo de Enmedio, Castro Urdiales, Reinosa, Rasines, Santillana del Mar y Vega de Liébana

DM .
DM .Santander

Los municipios cántabros de Campoo de Enmedio, Castro Urdiales, Reinosa, Rasines, Santillana del Mar y Vega de Liébana recibirán dinero de Europa para poder financiar parte de la instalación de conexiones 'wifi' gratuitas en espacios públicos como plazas, parques, museos, bibliotecas y centros de salud. La Comisión Europea ha anunciado este miércoles el nombre de 3.400 municipios europeos -510 en España- que recibirán una ayuda de 15.000 euros para este proyecto,

Estos apoyos se enmarcan dentro del programa 'Wifi4EU' (Wifi para la UE, en inglés), con el que la UE quiere apoyar la instalación de conexiones de alta velocidad en entre 6.000 y 8.000 municipios en todo el bloque comunitario, gracias a un presupuesto que ronda los 120 millones de euros para el periodo 2018-2020.

La convocatoria para solicitar estas ayudas estuvo abierta apenas dos días -del 4 al 5 de abril- y respondieron a la llamada en torno a 10.000 ayuntamientos. Según ha destacado Bruselas el 98% de los municipios presentaron su solicitud en el primer minuto tras la apertura de la convocatoria, en la que se reparten los bonos por orden de inscripción.

De este modo, España se sitúa, junto a Italia y Francia, a la cabeza de los países que más ayuntamientos se beneficiarán de la segunda convocatoria de este tipo de ayudas que convoca.

En los tres casos cuentan con 510 localidades seleccionadas, es decir, un 15% cada uno del presupuesto previsto para esta convocatoria, que es el techo que fijan las normas. Bruselas aún convocará otras dos licitaciones de aquí a que concluya el proyecto, una de ellas antes de que acabe este año.

Los municipios que reciban los fondos deben garantizar que la conexión 'wifi' esté disponible en un plazo de 18 meses desde que le sean concedidos. Durante este tiempo, los ayuntamientos tendrán que definir su proyecto y seleccionar la compañía que se encargará de la instalación.

También recae sobre los municipios la responsabilidad de elegir el operador de Internet. El contrato de conexión, en cualquier caso, deberá extenderse por lo menos durante tres años, periodo en el que los ayuntamientos deben hacer frente a los costes de mantenimiento.

La condición, sin embargo, es que la conexión que se ofrezca desde cada punto dentro de esta iniciativa sea de alta calidad, de al menos 30 Mbps. Bruselas supervisará a distancia que se cumple este criterio sobre la calidad de la conexión.