El sindicato CSIF pide a Sanidad la dimisión en bloque de la Gerencia de Atención Primaria

El sindicato CSIF pide a Sanidad la dimisión en bloque de la Gerencia de Atención Primaria
Luis Palomeque

Critica «el oscurantismo» en la toma de decisiones, el «ninguneo» a las organizaciones sindicales y la «falta de respuesta a los problemas» de la red, que «va a la deriva»

Ana Rosa García
ANA ROSA GARCÍASantander

El sindicato CSIF pide a la Consejería de Sanidad la dimisión en bloque de la Gerencia de Atención Primaria «por la falta de resolución en la gestión de los problemas y el oscurantismo». La queja ya fue transmitida a nivel interno tanto a la consejera, María Luisa Real, como al gerente del Servicio Cántabro de Salud (SCS), Julián Pérez Gil, «pero la situación ha llegado a un punto de no retorno. Vemos que la Atención Primaria va a la deriva, con un evidente deterioro en los últimos años, y no se buscan soluciones», declara Margarita Ferreras, presidenta de CSIF Sanidad en Cantabria. Por eso reclama el cese del gerente, Alejandro Rojo, pero también de la directora médica, Cristina Domingo; de la subdirectora médica de SUAP y 061, Adelia Gallastegui; y de la subdirectora de Gestión, Mirian González. «No se puede echar la culpa de todo a la falta de sustitutos, pues pese a la incorporación de los contratos de continuidad sigue aumentando la lista de espera en los centros de salud y la actividad en los SUAP», señala.

Desde CSIF, critican que «se ha implantado la agenda de 10 minutos, por orden de la Dirección Médica, pese a la oposición de la mayoría de profesionales, que ven cómo aumenta su lista de espera y las citas forzadas por esta medida». A juicio de Ferreras, «son cada día más los temas pendientes de dar una solución, como puede ser la regulación del pago de la autocobertura, tanto a pediatras como a médicos de familia, el no traslado y abandono del Servicio de Informática, que no ha ido con la Gerencia al centro de salud de Vargas, la falta de transparencia al explicar proyectos como el de los Centros en Transición o el Consejo Sanitario; o no dar respuesta a requerimientos de la Inspección de Trabajo sobre el SUAP de El Alisal y el helicóptero del 061».

La presidenta de CSIF Sanidad opina que «han desvirtuado la filosofía inicial por la que se creó la figura del médico de continuidad, convirtiéndole en un mero sustituto de área de 50 kilómetros, en lugar de un apoyo real al centro al que están asignados. Todo esto se hace sin contar con los coordinadores médicos, que son meros espectadores de la situación, en vez de ser los que determinen las necesidades del centro».

Otro de los motivos que han empujado al sindicato a plantear la dimisión del gerente y de su equipo directivo es «la variación de los criterios para realizar las sesiones formativas en los centros de salud. Una decisión que se ha tomado a espaldas de la Comisión de Formación de Atención Primaria y sin previa comunicación a los responsables docentes, que se han enterado por la denegación de la sesión formativa. Perder un recurso formativo por una decisión política nos parece vergonzoso».

CSIF denuncia que «la falta de transparencia» de la Gerencia ha llevado a suspender reuniones preestablecidas con las organizaciones sindicales con representatividad en Mesa Sectorial, «a las que se nos niega información». Y añade que «también los profesionales se sienten cada vez más desamparados para la resolución de los problemas básicos al no encontrar interlocutor que les atienda en su día a día, y mucho menos que les resuelva las incidencias cotidianas, como puede ser no saber si tienen concedido un permiso hasta última hora».

El sindicato se muestra «dispuesto al diálogo y la negociación», pero en vista de «la falta de interlocución ante los múltiples problemas que tiene planteado la Atención Primaria y la falta de respuesta a los mismos de una manera integrada y global, nos vemos obligados a pedir otros interlocutores».