Trabajadores de Correos anuncian movilizaciones en mayo por el «desmantelamiento» del servicio público

Trabajadores de Correos anuncian movilizaciones en mayo por el «desmantelamiento» del servicio público
Luis Palomeque

Cantabria ha perdido 150 empleos desde 2008 y podría perder otros 200 si el Gobierno nacional sigue sin financiar el servicio público

DM .
DM .Santander

Los sindicatos CCOO, UGT, CSIF y Sindicato Libre han anunciado movilizaciones contra los recortes en Correos y el «desmantelamiento» que, según denuncian, está padeciendo este servicio, que podría llevar a la pérdida de 33.000 empleos a medio plazo en toda España, 200 de ellos en Cantabria.

Los sindicatos han destacado que el Gobierno de la nación ha decidido recortar en dos tercios la financiación de Correos, lo que está perjudicando al servicio y al empleo, con la pérdida de 15.000 puestos de trabajo desde 2008, alrededor de 150 de ellos en Cantabria.

Por eso, anuncian movilizaciones, que comenzarán con asambleas de trabajadores y concentraciones en mayo, sin descartar una huelga en Correos que podría producirse en otoño.

Todo ello para «plantar cara» al Gobierno y pedirle que financie adecuadamente a Correos y «blinde» el servicio público que ofrece.

CCOO, UGT, CSIF y Sindicato Libre quieren «plantar cara» al Gobierno de Rajoy para que «blinde» el servicio público

El secretario de Acción Sindical del Sector Postal de CCOO, Luciano Palazzo, ha denunciado que se está produciendo una «privatización encubierta» de Correos y ha destacado que el «recorte» afecta directamente a los ciudadanos.

Así, ha señalado que no solo es un problema laboral, sino también social, porque, según explica, se está recortando el derecho de los ciudadanos a enviar y recibir cartas a diario, y «a un precio razonable».

Palazzo ha pedido al Gobierno que dote a Correos de recursos suficientes y que presente un plan estratégico para convertirlo en una empresa logística, para poder acceder a ese nicho de mercado frente a la caída de la carga de trabajo de la carta tradicional.

Además, ha demandado que se firme el convenio colectivo y funcionarial «que lleva paralizado seis años», con una subida salarial y una mejora de las condiciones laborales. Este sindicalista de Comisiones Obreras ha solicitado al Gobierno de la nación «que no mire a otro lado» y que «no deje morir a Correos».

Montserrat Noriega, de UGT, ha explicado que la plantilla de Correos en Cantabria es de 712 personas, si se cuenta a los eventuales, y ha subrayado que en los últimos tres años se han jubilado 75 personas, unas plazas que en algunos casos no se han cubierto.

«Los contratos cada vez son más precarios, algunos de ocho y dieciséis horas semanales»

La tasa de eventualidad es de un 35 %, «algo inasumible para una empresa pública que quiere viabilidad», y los contratos son «cada vez más precarios, algunos de ocho y dieciséis horas semanales».

Noriega ha añadido que la carga de trabajo que tiene que atender un cartero se ha incrementado mucho, lo que repercute en un peor servicio.

Y ha asegurado que los recortes en el servicio y el aumento de la carga de trabajo está provocando «bajas, estrés y discusiones entre los propios compañeros».

Además, ha asegurado que hay oficinas en las que se está reduciendo el horario de atención a tres horas diarias.

Esta sindicalista de UGT tema que si los Presupuestos Generales del Estado se prorrogan los recortes en Correos podrían consolidarse, para quedar como «una empresa residual». «Hay muchos intereses creados para que Correos esté en esta situación, hay lobbies del sector que están presionando y el Gobierno se está dejando", ha lamentado.