Los sindicatos del Gobierno mantendrán las movilizaciones hasta que se cumplan los acuerdos suscritos

Imagen de archivo de una protesta de funcionarios/María Gil Lastra
Imagen de archivo de una protesta de funcionarios / María Gil Lastra

El calendario arranca este jueves con una concentración a las puertas de la sede de Peña Herbosa

DM .
DM .Santander

Los sindicatos representativos del Gobierno de Cantabria (UGT, CCOO, Siep, Csif y TU) han anunciado que este jueves comienzan un calendario de movilizaciones que continuarán si antes del 1 de abril el Ejecutivo no cumple con los acuerdos laborales suscritos en la legislatura.

Así lo ha asegurado el representante de UGT, Enrique de la Peña; acompañado por el de CCOO, Javier González; de Csif, Isabel Pardo; del sindicato TU, Ángel Fuentes, y por Siep, Ester Felices.

«Se acaba la legislatura y cada vez queda menos tiempo para que se concreten los acuerdos alcanzados en estos años, algunos relativos a deudas antiguas con los trabajadores que ni siquiera son de esta legislatura», ha señalado el portavoz de UGT en nombre de todos los sindicatos.

De la Peña ha recordado que ya se han remitido las reivindicaciones sindicales al presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y a los demás representantes de la Administración autónoma con quienes mantuvieron una reunión el pasado 23 de enero en la que «se comprometieron a cumplir con los acuerdos».

«En esta última reunión, el Gobierno regional se comprometió a crear un grupo de trabajo para estudiar la manera de financiar los acuerdos laborales y todavía no sabemos nada de ese grupo de trabajo», ha señalado el portavoz sindical.

Además, ha asegurado que las organizaciones sindicales negocian y pactan de buena fe y que, si la Administración firma, entienden que pondrá todo de su parte para cumplir con lo acordado.

Tal y como han anunciado los delegados de las distintas organizaciones sindicales, se concentrarán este jueves, a partir de las 10.00 horas, ante la sede del Gobierno de Cantabria y le entregarán en mano un manifiesto a Revilla para «dejarle claro que no hay más tiempo y que el plazo se ha terminado». Después, analizarán continuar con más movilizaciones si el Ejecutivo regional «no cumple con sus promesas y materializa lo acordado durante esta legislatura».

Asimismo, De la Peña ha indicado que muchos de los acuerdos suscritos en estos cuatro años no implican coste económico alguno y ha reiterado que en el caso de los que si conllevan un gasto presupuestario, la cuantía sería cercana al millón de euros.

«Llevamos negociando desde 2015 y el tiempo se acaba. Si antes del 1 de abril no se concretan estos acuerdos que afectan a unos 2.000 trabajadores, será una legislatura perdida», ha concluido De la Peña.

«El modelo de crecimiento no podrá elaborarse antes de mayo»

Los sindicatos UGT y CCOO consideran que la Mesa del Nuevo Patrón de Crecimiento no terminará de elaborar el modelo definitivo de la región antes de que finalice esta legislatura y han instado a sus integrantes a «abandonar los personalismos» para trabajar por el bien común.

Así, creen que aunque el documento final se elaborará «a la mayor brevedad posible», la Mesa, de la que forman parte el Gobierno de Cantabria, la CEOE y los propios sindicatos, terminará «sin un acuerdo sustantivo» sobre el cambio de modelo y de patrón de crecimiento porque «no hay tiempo material» antes de las próximas elecciones regionales.

Así lo han indicado los secretarios generales de UGT y CCOO, Mariano Carmona y Carlos Sánchez, respectivamente, que asistieron ayer a la última reunión de la Mesa, en la que CEOE-Cepyme presentó la estrategia 'Cantabria 2030', que se suma a los trabajos ya desarrollados en esta mesa de negociación impulsada por el Gobierno cántabro.

En este sentido, Sánchez ha dicho que «hay que ser realistas» y que esa propuesta que CEOE «lleva anunciando hace ya bastante tiempo» se ha recibido «casi al final» de la legislatura, por lo que la Mesa tiene ya «poco recorrido» debido a las próximas elecciones. «No se si va a dar tiempo a abrir las primeras páginas de esa propuesta», ha dicho.

No obstante, ha asegurado que «no se abandona nada», ya que hay «muchos trabajos hechos» y quedarán «en standby», a la espera de la elección de un nuevo Gobierno, tras la que según ha dicho será necesario reeditar el diálogo social, ver la estructura y el tipo de las Mesas, etcétera.

Por su parte, el secretario general de UGT ha instado a los miembros de la Mesa a «abandonar los personalismos» y «lo que piense cada uno» para «trabajar por el bien común».