Los sindicatos piden que se paralice el nuevo decreto sobre retribución de personal de la Universidad de Cantabria

Los sindicatos piden que se paralice el nuevo decreto sobre retribución de personal de la Universidad de Cantabria
Andrés Fernández

CCOO y CSIF aseguran que borrador del Gobierno se ha hecho sin diálogo y abre «posibilidades peligrosas para el equilibrio de la plantilla de la UC»

Pilar Chato
PILAR CHATOSantander

CCOO y CSIF han pedido hoy que se paralice el nuevo decreto regulador del régimen retributivo y jurídico del personal docente e investigador de la Universidad de Cantabria (UC) porque se ha elaborado «unilateralmente», «sin conocimiento de la plantilla de la UC (unos 2.000 trabajadores) y sin informar a sus representantes sindicales. Además, advierten los sindicatos, se introducen nuevas figuras contractuales y retributivas, adelantándose a lo que la legislación estatal pudiera establecer en un futuro próximo, y «se abren posibilidades peligrosas para el equilibrio de la plantilla de la UC», especialmente si se dieran casos de abuso de esas nuevas figuras y sus retribuciones.

Los representantes de los trabajadores advierten de que esta situación ha provocado «malestar» entre la plantilla, y piden que al Gobierno regional diálogo para buscar de un acuerdo. En un comunicado, los sindicatos denuncian que, en los últimos meses, la Vicepresidencia del Gobierno de Cantabria ha elaborado un borrador de decreto que modifica uno anterior de 2005, negociado entre el equipo de la entonces consejera de Educación y hoy vicepresidenta y consejera de Universidades, Eva Díaz Tezanos, y las organizaciones sindicales.

Aseguran que «se ha elaborado unilateralmente y sin diálogo con los representantes de los trabajadores, mientras el Gobierno del Estado mantiene relaciones continuas y habituales con los representantes de los sindicatos para tratar de consensuar una nueva Legislación estatal (Estatuto del Personal Docente Investigador de la Universidades - PDI) a la que, a posteriori, este Decreto Regional deberá supeditarse».

Por ello, los sindicatos consideran «inoportuno y precipitado» tramitar este decreto, que deberá readaptarse tan pronto como se publique a la nueva legislación estatal.

Entre las «peligrosas» modificaciones que introduciría este decretos, CCOO y CSIF señalan que permitiría crear, sin especificar y sin restricciones, nuevas categorías retributivas y contractuales de profesorado contratado doctor en función de «criterios vinculados a relevantes méritos investigadores», sin ninguna referencia a la actividad docente. También »permitiría la contratación de profesores visitantes, sin requerimientos de acreditación« y su contrato en vez de la duración limitada a un año que hay ahora, sería una acordada »entre las partes« al igual que las retibuciones.

También indican que se incluye los nombramientos automáticos de profesores eméritos «ad Honorem», que bien podrían hacerse en normativa de la propia UC, y recuerdan que se han dado casos de universidades españolas que han abusado de alguna de esas figuras, creando una plantilla desequilibrada.

Por ello, CCOO y CSIF abogan por iniciar un proceso de diálogo «sin precipitación y con transparencia» para lograr «el mejor decreto regulador del régimen retributivo y jurídico del personal docente e investigador de la Universidad de Cantabria posible en el momento más oportuno».

 

Fotos

Vídeos