Sólo dos de los 27 detenidos del 'clan de las caravanas' están aún en prisión

Sólo dos de los 27 detenidos del 'clan de las caravanas' están aún en prisión
Sane

Está previsto que los dos últimos salgan de la cárcel de El Dueso en las próximas horas tras ingresar las fianzas de 1.000 y 3.000 euros que ha impuesto el juez

Daniel Martínez
DANIEL MARTÍNEZSantander

El pasado 16 de octubre, la Guardia Civil de Cantabria desarrolló una gran operación policial que permitió desmantelar una organización criminal itinerante formada por varias familias de origen bosnio y croata especializada en los robos. Al 'clan de las caravanas', denominado así porque vivían en estas casas sobre ruedas que en las últimas semanas habían aparcado frente al club de remo de El Astillero, donde se desarrollaron los registros y posteriores detenciones, se le atribuyen multitud de delitos por todo el norte de España, Francia y Portugal. Sólo en el mes que estuvo en la región, esta organización cometió alrededor de un centenar de acciones en locales comerciales, industrias y caravanas de turistas extranjeros y se apropió de más de 230.000 euros en dinero y bienes.

Con un gran despliegue de medios sobre el terreno que no pasó desapercibido para los vecinos del municipio, los agentes arrestaron a 27 personas, tanto hombres como mujeres. Pasaron la noche en los calabozos, pero a las pocas horas, después de ser interrogados por la Guardia Civil, la mayoría estaba ya en libertad con cargos. Sólo los cuatro cabecillas de la trama, los que decidían cómo proceder y fijaban los objetivos, entraron en prisión. Dos de ellos ya están en la calle y los otros dos lo estarán en las próximas horas, según ha podido saber este periódico.

Las noticias del clan

En un primer momento, el caso cayó en el Juzgado de Instrucción Número 3 de Santander, el que en ese momento estaba de guardia. Fue este titular el que autorizó inspeccionar el interior de las autocaravanas, donde permanecían ocultos muchos de los objetos robados. También el que decidió que las cuatro personas situadas en lo más alto de la pirámide del clan tenían que permanecer entre rejas, así que decretó para ellos prisión provisional y condicional y entraron en El Dueso.

El grupo criminal, formado por croatas y bosnios, cometió 100 robos por valor de 230.000 euros en un mes en Cantabria

Únicamente los cuatro cabecillas llegaron a estar entre rejas. Uno salió por decisión del fiscal y otro el lunes tras pagar la fianza

Uno de ellos duró allí muy poco. Esta medida era momentánea, ya que el expediente todavía no estaba repartido y las actuaciones realizadas las tenía que ratificar el juzgado que va a instruir toda la causa, el de Instrucción Número 4. «Por ley, el nuevo juez tiene que convocar una comparecencia para ratificar la prisión provisional», explican desde el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria.

Como la Fiscalía se posicionó por pedir la libertad para uno de los cabecillas y el juez accedió, sólo tres quedaron en el penal santoñés. Y lo hicieron en «prisión bajo fianza» de 3.000 euros (dos de ellos) y 1.000 euros. El primero la depositó de inmediato y este mismo lunes quedó en libertad. Está previsto que ocurra lo mismo con el resto en las próximas horas. Tras pasar por caja, volverán a pisar la calle. Eso sí, se les retirará el pasaporte y estarán obligados a comparecer en los juzgados los días 1 y 15 de cada mes. Por otra parte, la Guardia Civil confirma que las autocaravanas que utilizan como lugar de residencia siguen en poder de la autoridad judicial.

Todos los miembros de la organización tenían una función en el grupo criminal. Los hombres adultos hacían grandes robos en industrias y caravanas, las mujeres se centraban en estafas en la calle y los niños hurtos en supermercados. En el grupo había 35 menores de 14 años, que la primera noche durmieron junto a algunas de las mujeres en el pabellón municipal de La Cantábrica. Después, quedaron bajo supervisión del Instituto Cántabro de Servicios Sociales y desde el día 20 dependen únicamente de sus padres.

Síguenos en:

 

Fotos

Vídeos