Este contenido es exclusivo para suscriptores

Vive informado todo el año y que nadie te lo cuente. Tu suscripción anual por solo 49,95€

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app solo para suscriptoresCartas de autor en tu emailOfertas y eventos exclusivos

La terapia más avanzada y eficaz en cáncer hematológico se abre camino en Valdecilla

De izquierda a derecha, José Luis Arroyo, Enrique Ocio, Arancha Bermúdez, Lucrecia Yáñez, Oscar Pellón y Carlos Richard./Alberto Aja
De izquierda a derecha, José Luis Arroyo, Enrique Ocio, Arancha Bermúdez, Lucrecia Yáñez, Oscar Pellón y Carlos Richard. / Alberto Aja

Cantabria se postula para ser referente en el tratamiento de células CAR-T, la «esperanza» en linfomas y leucemias «ahora sin solución», que cuesta 500.000 euros por paciente

Ana Rosa García
ANA ROSA GARCÍASantander

El 'boom' de la terapia celular ha estallado en España. Ya no es sólo un ensayo clínico en fase experimental con «resultados espectaculares», como años atrás. Ahora es una realidad que salva vidas. La puerta a la esperanza para pacientes con cáncer hematológico -leucemia linfoblástica infantil y linfomas B en adultos son las dos aplicaciones que tiene hoy en día, autorizadas por la Agencia Europea del Medicamento- que han entrado en fase terminal después de fracasar todo el armamento terapéutico disponible. Un nuevo milagro de la medicina que responde a las siglas CAR-T, enmarcado dentro de «la estrategia más prometedora en la lucha contra el cáncer: la inmunoterapia», señala Enrique Ocio, jefe del servicio de Hematología de Valdecilla, que ha tomado el testigo de Carlos Richard, recién jubilado, que lideró el proyecto que echó a andar hace casi dos años para abrir el camino de la terapia celular en Cantabria.