Zuloaga y Cortés pugnarán en las primarias del PSOE para encabezar la lista autonómica

Ricardo Cortés, a la derecha, junto a Eva Díaz Tezanos./Javier Cotera
Ricardo Cortés, a la derecha, junto a Eva Díaz Tezanos. / Javier Cotera

El diputado nacional, que formó parte de la gestora que llevó las riendas del partido tras la dimisión de Pedro Sánchez, dice que su candidatura «no está vinculada a nadie»

CONSUELO DE LA PEÑASantander

Las primarias del PSOE, proceso en el que se elegirá al cabeza de lista a las elecciones autonómicas en Cantabria, no serán un paseo en solitario para el actual secretario general, Pablo Zuloaga. Le ha salido un competidor, inesperado eso sí. Se trata del diputado nacional Ricardo Cortés Lastra, que esta tarde registró su candidatura en la sede del partido, en la calle Bonifaz, en Santander, y que concurre con el respaldo de los afines a la vicepresidenta y exlíder socialista, Eva Díaz Tezanos, aunque asegura que se trata de «una decisión personal» que «no está vinculada a nadie».

Casi al tiempo, en el salón de actos socialista, Zuloaga se rodeaba de militantes fieles, entre los que se encontraban los tres consejeros afines en el Gobierno (Francisco Fernández Mañanes, Juan José Sota y María Luisa Real) para presentar a bombo y platillo su candidatura, un gesto que los críticos han censurado por considerarlo una «utilización total» de la estructura del partido en su propio beneficio.

Ver más

Para entonces –eran las ocho de la tarde y el plazo para registrar las precandidaturas terminaba a las doce de la noche–, Zuloaga ya sabía que tenía un competidor con el que fajarse en este proceso de primarias, abiertas sólo para la militancia.

Que Díaz Tezanos había tirado la toalla tras el desgaste personal sufrido desde que Zuloaga le arrebató el liderazgo en las primarias de julio de 2017 y su aislamiento en el Gobierno, era más que evidente. Tampoco sus alcaldes de confianza, la mayoría del poder municipal socialista, parecían dispuestos a plantar cara al secretario general en unas primarias porque su prioridad y su futuro pasa por permanecer en la política municipal, como reconocen en privado. Por eso, la incógnita era saber si alguien dentro del partido estaba dispuesto a aglutinar a esa parte del voto socialista descontento con la actual dirección. El margen de maniobra para formar una candidatura –tan sólo 48 horas– ha sido un obstáculo, pero no ha impedido que Cortés, por sorpresa, diera un paso al frente. Por eso este jueves, cuando habló con este periódico al finalizar la tarde, estaba exhausto.

Cortés se ha movido con discreción en estas 48 horas para no dar pistas al enemigo. Tal es así que su candidatura sólo transcendió una vez presentada en Bonifaz. Dice que ha sido «una decisión muy meditada» y que únicamente le mueve su deseo de implicarse «de forma absoluta en la política regional», de la que en la actualidad está alejado por sus tareas como diputado nacional en el Congreso, cargo el que accedió en septiembre de 2016 en sustitución de la exalcaldesa de Santoña Puerto Gallego, que dimitió al saberse investigada por el Tribunal Supremo.

No quiere oír hablar de sectores o familias dentro del socialismo regional, y aunque reconoce su afinidad con Díaz Tezanos, asegura que su candidatura «no está vinculada a nadie» y que lo único que pretende es que «Cantabria sea la protagonista y sus ciudadanos los más beneficiados» de las elecciones primarias que el 27 de mayo celebra el PSOEpara elegir a quien será su candidato a la Presidencia en los comicios autonómicos de 2019.

DM

El socialista, nacido en Castro Urdiales, fue diputado en el Parlamento Europeo entre 2009 y 2014 y formó parte de la gestora nacional que dirigió el presidente asturiano, Javier Fernández, tras el Comité Federal del 1 de octubre de 2016 que terminó con la dimisión de Pedro Sánchez. Ahora Cortés tendrá que emplearse a fondo para rivalizar con Zuloaga, que ha entrado en liza con todo el peso del aparato y el apoyo explícito y público que le profirió Sánchez recientemente en Cartes.

Golpe de efecto

El secretario general exhibió en la sede regional todo su poderío en el acto público de presentación de su candidatura. Más de un centenar de afiliados y simpatizantes le mostraron su respaldo en una puesta en escena muy cuidada. Allí estaban los tres consejeros afines, amén de los alcaldes 'zuloaguistas' José Manuel Cruz Viadero, de Torrelavega, o el de Cartes, Agustín Molleda, además del diputado Víctor Casal. El golpe de efecto fue la presencia de Ángel Duque, exalcalde de Camargo y candidato a la presidencia de Cantabria por el PSOE en las elecciones autonómicas de 1999, como maestro de ceremonias, y retirado de la política activa desde 2011. Duque representó la veteranía, pero también intervinieron jóvenes con tan sólo dos meses de militancia para encumbrar al líder que les promete «cambiar para ganar».

Con estos mimbres Zuloaga, mirándose en el espejo de Duque, que llegó a conseguir 14 diputados, llevó al ánimo de los asistentes la necesidad de que el PSOE obtenga en las próximas elecciones un mayor «respaldo social» y un «gran resultado» que permita a los socialistas «poder decidir el futuro de la comunidad» y legislar en el Parlamento para «blindar» los derechos de los cántabros, algo que resulta «muy difícil» con los cinco diputados socialistas que hay en la actualidad en la Cámara regional.

«No podemos conformarnos con cinco diputados», dijo, porque «si bien es verdad que gobernamos en el Gobierno de Cantabria y que gobernamos en muchos ayuntamientos, lo haremos mejor con mucho más respaldo social», exclamó con entusiasmo Zuloaga hasta arrancar el aplauso de la militancia.

También hizo un llamamiento a la necesidad de «volver a conectar con la sociedad, con lo nuestro» para conseguir aquellos resultados que obtuvo Duque, porque, a su juicio, el PSOE debe «reconquistar» su lugar o, de lo contrario, «otros lo ocuparán». Zuloaga se mostró convencido de que el PSOE es «una herramienta para mejorar la vida de la gente», frente a otros partidos como el PP, al que criticó porque «ha traicionado y corrompido todo lo que ha tocado». Como «tarjeta de presentación», Zuloaga puso sobre la mesa su gestión como alcalde de Santa Cruz de Bezana y como secretario general de los socialistas cántabros, caracterizada por «trabajo constante, ilusión y responsabilidades compartidas».

«Este es un proyecto de un partido, no de una persona», subrayó antes de pedir a la militancia que «salga a ganar la calle», sabiendo que tiene detrás «el mejor proyecto, el mejor partido y espero que la mejor candidatura». Al final de su intervención tuvo un gesto de mano tendida a toda la militancia, al hacer un llamamiento a «cerrar heridas y mirar al futuro, y hacerlo todos juntos».

Los plazos

Una vez que hoy a las 23.59 horas expire el plazo para registrar las precandidaturas para estas primarias para elegir el cabeza de lista para las elecciones autonómicas de 2019, quienes se presenten deberán presentar sus avales que, tal y como establece el reglamento federal, determina un mínimo del 2 por ciento del censo, que queda cerrado hoy, y un máximo del 4 por ciento.

Así, el plazo establecido para las precandidaturas fue entre el 25 y 26 de abril, para la recogida de avales se ha fijado entre el 27 de abril y el 12 de mayo, la campaña interna discurrirá del 17 al 26 de mayo y la cita con las urnas en las agrupaciones de la región será el 27 de mayo.

En caso de ser necesaria la celebración de una segunda vuelta tendría lugar el 3 de junio. Esa segunda vuelta se produciría si se presentan varios candidatos y ninguno obtiene más del 50 % de los votos, de manera que los dos con más apoyos irían a segunda vuelta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos