Una tormenta deja en Santander 18 litros de agua por metro cuadrado en menos de dos horas

Un chaparrón esta tarde en Cabezón de la Sal./Javier Rosendo
Un chaparrón esta tarde en Cabezón de la Sal. / Javier Rosendo

El fin de semana del '40 de mayo' será lluvioso en toda Cantabria

DM .
DM .Santander

Una fuerte tormenta vespertina ha dejado cifras récord de lluvia en las últimas horas. En Santander, la estación de Aemet en Parayas ha recogido 18,3 litros por metro cuadrado, según los datos facilitados por el delegado territorial, José Luis Arteche, quien ha destacado que la mayor parte, unos 17 litros, han caído de golpe en menos de dos horas, cifras más propias de abril que de junio. Las lluvias han sido generalizadas en toda Cantabria, aunque las máximas hasta media tarde estaban en la estación de Alto Campoo (17,7 litros), Valderredible (13,6) y Santander (18,3).

Los Bomberos de Santander han tenido que intervenir en alguna alcantarilla descontrolada en Mataleñas, Cajo y Calvo Sotelo. En la capital cántabra, algunos aprovecharon los bajos del Centro Botín para pasar el chaparrón y disfrutar del sonido de la lluvia sobre la bahía, como se puede ver en el siguiente tuit.

El fin de semana del '40 de mayo' hará honor al refranero español y llegará cargado de lluvia, tormentas y temperaturas hasta 10 grados por debajo de la media en esta época del año. La situación atmosférica estará marcada por una depresión en niveles altos de la atmósfera que al principio estará situada sobre el noroeste de la Península y después se irá desplazando lentamente hacia el este, camino de Cantabria, al tiempo que las temperaturas «en muchas zonas» estarán entre 5 y 10 grados centígrados más frías de lo habitual para estas fechas, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Tormenta de esta tarde en Cabezón de la Sal.
Tormenta de esta tarde en Cabezón de la Sal. / Javier Rosendo

Este sábado habrá predominio de cielos nubosos en Cantabria con claros por la mañana, tendiendo a intervalos nubosos al final del día. Lluvias y chubascos, que serán más intensos y frecuentes por la tarde y ocasionalmente acompañados de tormenta, aunque menos probables en el sur. Al final del día irán remitiendo las precipitaciones.

El domingo apenas habrá cambios y el cielo se mantendrá nuboso o cubierto, con lluvias y chubascos que ocasionalmente podrían ir acompañados de tormentas en el interior.