Los tripulantes de cabina de Ryanair confirman diez días de huelga en septiembre

Los tripulantes de cabina de Ryanair confirman diez días de huelga en septiembre
Sane

Aunque todavía no se han fijado los servicios mínimos, los paros podrían afectar a las conexiones del Seve Ballesteros con seis ciudades españolas que son base de esta aerolínea. Los vuelos internacionales, en principio, operarán con normalidad

Mariña Álvarez
MARIÑA ÁLVAREZSantander

Los sindicatos han convocado de manera oficial la huelga de los tripulantes de cabina de Ryanair durante diez días en septiembre, una protesta por el cierre de tres bases de la compañía aérea en España que podría afectar a 1,12 millones de pasajeros. No ha habido acuerdo entre los representantes de Unión Sindical Obrera (USO), el sindicato Sitcpla y la empresa Ryanair durante la reunión que ambas partes mantuvieron en el SIMA (Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje), y la huelga queda confirmada para los días 1, 2, 6, 8, 13, 15, 20, 22, 27 y 29 de septiembre, unos paros con los que se pretende forzar a la aerolínea que dirige el controvertido Michael O'Leary a anular o, al menos, suspender los cierres previstos de sus bases en Gran Canaria, Tenerife Sur y Girona a partir del 8 de enero próximo, lo que provocaría hasta 500 despidos.

Los sindicatos creen que el cierre de estas bases podría acarrear la anulación de las rutas que el aeropuerto Seve Ballesteros mantiene tanto con Tenerife Sur como con Gran Canaria, un extremo que Ryanair niega alegando que operará esos viajes desde otras bases españolas a donde serán trasladados los siete aviones de estos dos centros cuando cierren. Pero este argumento no convence a los representantes de los trabajadores, pues indican que invalida el mismo argumento esgrimido por Ryanair para solicitar el expediente de regulación de empleo y que, de ser así, los empleados afectados no se quedarían sin trabajo «sino que podría aplicarse una movilidad geográfica forzosa», según el secretario de Organización de USO-Ryanair, Jairo Gonzalo. No está claro, por tanto, de qué manera se mantendrían los viajes entre Santander y las islas Canarias -excepto la ruta de Lanzarote, que no está afectada- cuando cierren esas bases.

En cuanto a la huelga decretada para los diez días de septiembre, todavía no se han negociado los servicios mínimos y aún no hay una lista de vuelos que se podrían cancelar, que en cualquier caso afectarán únicamente a vuelos domésticos. En el aeropuerto cántabro operarán con normalidad los vuelos internacionales de Ryanair (las conexiones con Alemania, Bélgica, Hungría, Italia, Reino Unido y Marruecos no están afectadas), ya que los que están llamados a la huelga son los trabajadores de la aerolína de las trece bases que hay en España. El Seve Ballesteros no es una base, pero sí mantiene vuelos con seis destinos que son base: Barcelona-El Prat, Gran Canaria, Málaga, Palma, Tenerife Sur y Valencia, y son los vuelos programados en estas rutas los que podrían alterarse durante las jornadas de huelga (solo quedaría excluido Lanzarote, entre el total de destinos nacionales que opera Ryanair desde Cantabria).