«Vi volar un coche y paramos el partido»

Los jugadores y algunos seguidores del partido de rugby se desplazaron al lugar para ayudar al accidentado./DM
Los jugadores y algunos seguidores del partido de rugby se desplazaron al lugar para ayudar al accidentado. / DM

Los integrantes del equipo de rugby Besaya-UC, que disputaban un encuentro en León, socorrieron a un joven que se cayó con su vehículo por un viaducto

Ángela Casado
ÁNGELA CASADOSantander

Parecía una jornada de liga más. El pasado sábado, el equipo de rugby Besaya-UC se desplazó hasta León para disputar un partido contra el Toyota Universidad de León. Después de un primer tiempo en el que el conjunto cántabro no estaba teniendo suerte y tras su respectivo descanso, se iniciaba la segunda parte. Habían pasado escasos minutos cuando se escuchó un ruido ensordecedor en las cercanías del campo. Los jugadores de ambos equipos detuvieron el juego de inmediato.

A pocos metros de las instalaciones se encuentra el viaducto de una autovía. «Vi volar un coche desde la carretera. Iba tan rápido que no alcancé a ver dónde caía», narra el presidente del conjunto cántabro, Manuel Samperio. Los jugadores de ambos equipos y la médico que estaba presente en el campo se trasladaron al lugar. «El coche había atravesado el quitamiedos por el exceso de velocidad». Poco quedaba ya del Ford Focus que había sido minutos antes. «Hasta el motor estaba fuera», expresa. Su conductor, un joven de 28 años, estaba consciente y sin heridas de gravedad. Pero estaba completamente atrapado. Alguien avisó a los servicios de emergencia mientras la médico hizo una labor de primera asistencia. «Tardaron unos 45 minutos en llegar, es un punto de difícil acceso». Largos minutos en los que el equipo no se despegó del joven retenido. Fueron los bomberos los que, finalmente, tuvieron que excarcelar al accidentado. «Cuando llegaron volvimos al campo». Habían pasado tanto tiempo en el lugar del incidente que tuvieron que volver a calentar. Media hora después, el joven ya estaba liberado. Aunque el partido terminó con un contundente 52-15 a favor de los leoneses, el final feliz de aquella accidentada jornada dejó un buen sabor de boca.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos