Vueling cancela por tercera vez en cuatro días su conexión con Barcelona

Un aparato de la compañía Vueling en el Seve Ballesteros. /Javier Cotera
Un aparato de la compañía Vueling en el Seve Ballesteros. / Javier Cotera

La aerolínea afirmó ayer que no pudo volar por un «problema técnico» en el aparato. El viernes y el domingo culpó a la huelga de controladores en Francia

Daniel Martínez
DANIEL MARTÍNEZSantander

Los pasajeros que el viernes por la tarde tenían billete para viajar a Santander desde Barcelona o coger el vuelo de vuelta desde el aeropuerto Seve Ballesteros se quedaron en tierra. Una situación muy molesta pero en principio anecdótica que, sin embargo, se ha repetido en otras dos ocasiones desde entonces. Tres veces en cuatro días. Ocurrió el domingo -el sábado sólo un aparato de la irlandesa Ryanair cubría la ruta y no hubo problema alguno- y ayer de nuevo. Poco antes de las 16.00 horas, el momento previsto para el despegue en la capital catalana, los clientes que se disponían a embarcar tuvieron que leer para su desgracia en las pantallas de la terminal 1 de El Prat la palabra 'cancelado'.

Hasta ahora, la compañía de bajo coste española había señalado que estos trastornos de última hora se debían a la huelga de controladores en Marsella (Francia), que empezó a las 04.40 horas del 28 del sábado y finalizó a las 04.30 horas del domingo, pero el caso de ayer era otro distinto. Según la versión de la aerolínea, difundida a través de sus redes sociales, este lunes la culpa no fue de las movilizaciones de los trabajadores en el país vecino, sino de una avería. «Hola. Sentimos mucho que el vuelo se haya visto afectado por motivos técnicos. Para nosotros la seguridad es lo primero. Sentimos las molestias ocasionadas. Un saludo», decía en un mensaje de Twitter.

Desde la Asociación Amigos de Parayas dudan de las explicaciones dadas por Vueling. Y tienen motivos para ello. Primero, porque el avión a Santander no aparecía en ninguna de las listas facilitadas por la compañía con 118 vuelos afectados por la huelga gala. Además, otras conexiones de Barcelona con aeropuertos cercanos como los de Asturias o Bilbao no han tenido ningún problema. «Vueling, un único vuelo y lo canceláis. Estáis haciendo muchísimo daño a los pasajeros de Cantabria y a quienes nos visitan» apuntaba la entidad, también en sus redes sociales.

La empresa confirma que tanto ayer como en los días previos ha tratado de ponerse en contacto con los pasajeros de esta ruta con antelación para ofrecerles diferentes alternativas: reubicación a los afectados «en el primer vuelo posible en la misma ruta», hacer cambio de vuelo sin coste en los próximos 15 días o el reembolso del dinero del billete. Por su parte, su directora de comunicación, Ana Fernández, ha asegurado a raíz de estos últimos episodios que Vueling lamenta las molestias generadas a los clientes, pero que se trata -en relación a la huelga de controladores- de una situación ajena a la operativa de la compañía.

A lo largo de esta semana Vueling tiene otros cinco vuelos programados entre Santander y Barcelona, y viceversa. En principio, no deberían sufrir cancelaciones. Tampoco los del jueves y viernes, cuando hay convocado otro paro, en este caso, de los pilotos de la aerolínea. Entre los 250 aparatos que pueden tener problemas por esta circunstancia no están los que comunican Cantabria con El Prat.