Tráfico lento en Requejada durante el tercer día de corte de la A-67 por el argayo

Tráfico lento por la N-611. / Luis Palomeque

«Circulamos lentos, con paradas cada diez segundos», explican los conductores atrapados en los atascos | Delegación intentará dar hoy una «fecha cierta» para la reapertura

ANA DEL CASTILLOSantander

A las nueve de la mañana la A-67 estaba limpia. No había retenciones y los coches circulaban con normalidad, pero tan solo media hora más tarde, a la altura de Requejada, se comenzaba a notar el corte de la autovía: «Hemos circulado lentos, con paradas cada diez segundos», explica a este periódico un vecino de Santander que por motivos de trabajo se ha tenido que desplazar hasta Potes. Las retenciones se concentran en el tramo entre el kilómetro 187, en Requejada, y el 188, a la altura de Mogro.

Lo mismo ocurre en la N-611, donde el tráfico cada vez se hace más lento. Ahora mismo el mapa de la Dirección General de Tráfico (DGT) señala que hay retenciones desde el kilómetro 187, en Barreda, al 189, en Polanco. En dirección a Palencia.

Tercer día de corte de la A-67, a su paso por Barreda, por el hundimiento de la calzada. Este jueves toca de nuevo atascos, retenciones y justificaciones en el trabajo por llegar más tarde de lo normal. Los conductores siguen optando por madrugar o coger las vías alternativas, aunque es complicado no registrar tráfico lento en algunos tramos.

Las opciones para salvar el tramo siguen siendo las mismas que ayer: la N-611 en Requejada, la CA-330 en Polanco y la CA-232 en Mogro. Los conductores han hecho los deberes antes de salir de casa y han optado por ir hacia Solares para enfilar la A-8 hasta Torrelavega.

Este jueves los paneles de la autovía y las señales verticales continúan indicando que hay que desviarse.

Mientras, las máquinas trabajan a destajo para terminar cuanto antes el muro de hormigón aledaño al barrio la colonia Las Palmeras, en Barreda.

¿Hasta cuándo? Primero se dijo que a la mañana siguiente del desprendimiento la carretera estaría lista, después Delegación del Gobierno anunció que el jueves y lo último que se sabe es que hasta «el lunes o martes» no se podrá abrir el tramo afectado, tal y como aseguró ayer Fomento.

Este jueves, el vicepresidente de Cantabria y exdelegado del Gobierno en la Comunidad, Pablo Zuloaga, ha señalado que estos dos departamentos trabajan «codo a codo» con la Administración estatal para restablecer la normalidad en la Autovía de la Meseta A-67.

En este sentido, ha indicado que todavía es «pronto» para dar «con exactitud» un día para la reapertura, pero ha señalado que desde la Delegación intentarán a lo largo de este jueves «lanzar una fecha cierta».

La circulación en la A-67 dependerá, en todo caso, de la «complejidad» de los trabajos para reparar la calzada y, también, de las previsiones meteorológicas para las próximas horas.

«Tememos una desgracia»

Nuevo problema para los vecinos de la colonia Las Palmeras, en Barreda. Los camiones que trabajan a contracorriente para tener cuanto antes la obra terminada y poder abrir la A-67, circulan por el pequeño barrio «sin medidas de seguridad, marcha atrás y con enormes piedras», cuenta Paz Castro. Los residentes temen que ocurra una desgracia. «Mis padres tienen 90 años y tienen que estar sorteando los camiones para ir a tirar la basura», señala.

Reconocen que se trata de algo excepcional, pero no por eso deben faltar, dicen, las medidas de seguridad. «Algo falla. Solo hay un señor que dirige el tráfico en el cruce, por donde suben y bajan los camiones. Este barrio no está preparado para este tráfico de vehículos de grandes dimensiones», señala Castro. Además, de dar aviso al Ayuntamiento de Torrelavega, del que todavía no han recibido contestación, quieren denunciar públicamente la falta de seguridad y el riesgo que supone para la gente «mayor» que vive en el barrio convivir con estos camiones.