Al PP no le gusta el proyecto del refugio canino

Los 'populares' presentan alegaciones porque dudan de la "legalidad" y "viabilidad" en cuanto al uso del suelo y del informe sobre actividades molestas de las futuras instalaciones

EFE

El grupo municipal de PP de Bárcena de Cicero ha presentado alegaciones al proyecto de construcción de un refugio de animales en esta localidad, porque duda de la "legalidad" y "viabilidad" en cuanto al uso del suelo y del informe sobre actividades molestas.

Por ello, los populares solicitaron el pasado mes de noviembre la celebración de un pleno extraordinario -que tendrá lugar mañana miércoles 10 de diciembre- para que el equipo de Gobierno municipal (PRC y PSOE) explique los "pormenores" de esta actuación.

Según indica el PP en nota de prensa, el suelo en el que se pretende instalar la perrera está catalogado como rústico de protección agrícola y ganadera, por lo que entiende que el refugio de animales "no es en absoluto una actividad" que cumple con esta finalidad.

Y recuerda que, conforme al artículo 4.12.1 de las Normas Subsidiarias del municipio, el uso agropecuario comprende "los espacios, dependencias e instalaciones destinadas al cultivo, almacenamiento de productos o maquinaria agrícola, o al alojamiento y estabulación de animales de granja, correspondientes a actividades comprendidas dentro del sector productivo primario, así como las actividades permitidas de explotación y conservación forestal".

Asimismo, los concejales del PP de Bárcena de Cicero aluden en sus alegaciones a la inexistencia de un informe sobre actividades molestas, que es "preciso" para la construcción y puesta en marcha de un tipo proyecto como el que pretende instalarse en el barrio El Bao.

En opinión de los populares, este documento debe demostrar que el refugio de animales "no produce ninguna molestia, ni riesgo o daño para las personas, sus bienes o el medio ambiente".

"En el expediente no aparece que se haya completado la comprobación ambiental de la instalación", afirma el PP, y cuestiona que "si estas determinaciones no están claras, ni resueltas" por qué el Ayuntamiento ha otorgado la licencia de obra para el cerramiento del refugio.

Tras el cese de las instalaciones de la perrera municipal de Laredo, la Asociación de Protección y Adopción Canina (Aspacán) anunció el pasado mes de mayo que construiría en Cicero un refugio para albergar animales abandonados en la zona oriental de Cantabria.

El terreno, de 7.569 metros cuadrados ubicado en el barrio El Bao, fue adquirido por este colectivo, que solicitaron al Ayuntamiento de Bárcena de Cicero tanto la licencia de obra como de actividad, con el objetivo de disponer de la instalación en 2014.