Los trabajadores del vertedero de Meruelo reunieron joyas por valor de 107.500 euros

Imagen de archivo de trabajadores en la planta de residuos del vertedero de Meruelo.
Imagen de archivo de trabajadores en la planta de residuos del vertedero de Meruelo. / Celedonio Martínez
  • Concluye la investigación llevada a cabo en la planta de reciclaje de residuos, que se saldó con la detención de doce operarios por vender las alhajas extraviadas en establecimientos de 'compro oro'

El pasado mes de marzo El Diario Montañés destapó una investigación policial en marcha sobre operarios de la empresa TIR Cantabria (Tratamiento Integral de Residuos de Cantabria SL), concesionaria de la planta de tratamiento y valorización de residuos de Meruelo, ante la sospecha de que pudieran estar vendiendo en establecimientos de 'compro oro' las joyas que encontraban entre la basura. La operación policial, que provocó una profunda preocupación entre los trabajadores, ya ha concluido y hoy la Policía Nacional ha informado del balance del operativo: doce operarios detenidos y joyas por valor de unos 107.500 euros. Los arrestados, que carecen de antecedentes, están en libertad con cargos. El caso ya está en manos del Juzgado de Santoña.

Todo comenzó en los habituales controles que los agentes de la Policía Judicial realizan en estas casas de empeño especializadas en la compra de metales preciosos, para prevenir la venta de piezas de procedencia ilícita. En marzo se descubrieron ciertas "prácticas de dudosa legalidad", explica la Policía Nacional, por parte de trabajadores de la citada empresa de tratamiento de basuras. Desde hacía un año, según la Policía, distraían joyas que "supuestamente" aparecían en diversos puntos del proceso de reciclaje de los residuos y, después, las vendían en estos establecimientos.

Según ha podido saber este periódico, durante esta fase de investigación se tomó declaración a 21 trabajadores. Después, doce de ellos acabaron detenidos por un presunto delito de apropiación indebida durante la primera quincena de abril, una vez identificados a los que supuestamente habían realizado las ventas de dichos efectos de oro y joyas. A continuación, tras prestar declaración en dependencias policiales, fueron puestos en libertad con cargos y el caso sigue su curso en los juzgados. El cálculo ofrecido por los investigadores eleva el beneficio que pudieron haber obtenido en un solo año en 107.500 euros, que es el valor aproximado de las joyas encontradas en la basura durante este tiempo.

Aviso a la ciudadanía

Desde esta Jefatura Superior de Policía, y para conocimiento de la ciudadanía, informan que la legislación vigente, con respecto a estas actuaciones, contempla que existe la obligación de depositar los objetos hallados en dependencias oficiales, concretamente en las oficinas municipales de 'Objetos Perdidos', en donde permanecerán en custodia por un plazo de dos años. En este periodo pueden ser reclamados por sus legítimos propietarios, quienes, según establece el Código Civil, deberán indemnizar al que los encontró. Trascurrido el plazo, si no aparece el legítimo propietario, tiene derecho a quedárselos en propiedad.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate