?

LOVE

Cómo aparcar el móvil cuando conduces

Usar el smartphone al volante aumenta entre cuatro y nueve veces el riesgo de sufrir un accidente

Content Factory

Compartir

Utilizar el móvil al volante no es solo peligroso; puede ser letal. Los datos lo dejan claro: más del 30% de los accidentes de tráfico con víctimas mortales se producen por distracciones del conductor y, entre ellas, las más comunes están relacionadas con el uso del smartphone. Conducir mandando un mensaje, tuiteando, marcando un número de teléfono e incluso haciendo fotos y subiéndolas a las redes sociales es tan peligroso como conducir bajo los efectos del alcohol.

Un estudio publicado por la revista Traffic Injury Prevention, realizado por investigadores españoles y australianos, revela que cuando un conductor tiene una conversación telefónica que requiere un cierto grado de concentración o que cuando manda un mensaje de texto o Whatsapp su grado de atención se reduce tanto como si superara la tasa de alcoholemia permitida en España (0,5 gramos por litro de alcohol en sangre). El resultado es que el riesgo de sufrir un accidente aumenta entre cuatro y nueve veces.

Además, el móvil en el coche no solo reduce la capacidad de reacción sino que además disminuye el campo de visión, la distancia de seguridad e incrementa el tiempo de respuesta. De hecho, si circulamos a 100 km/h y desviamos nuestra mirada de la carretera tan solo un segundo, recorreremos 27,8 metros a ciegas. Eso que nos parece un breve instante basta para acabar chocando con otro vehículo, desviándonos de la vía, no viendo a un peatón… Semejantes consecuencias nos dan la medida de la importancia de analizar nuestras distracciones y corregirlas.

Olvídate del móvil

Al volante, el mejor consejo es aparcar el móvil. Nada es tan urgente como para jugarnos nuestra vida, la de nuestros seres queridos y la de los demás conductores o peatones. Un informe del RACE indica que el uso de las nuevas tecnologías al volante resulta estresante para un 13% de los conductores y causan distracciones a uno de cada cuatro.

Por eso, es fundamental concienciarse de que, mientras se conduce, lo mejor que puedes hacer es dejar el móvil. Míralo antes de arrancar. Ese es el mejor momento para desconectar y, de paso, configurar el navegador, el manos libres y todo lo que necesites. Y, para mayor seguridad, sigue estos consejos que recoge la web Por un uso Love de la Tecnología, con la que Orange quiere concienciar a niños, jóvenes y adultos sobre la necesidad de un uso seguro y responsable de las nuevas tecnologías y los riesgos que conlleva una utilización inadecuada de las mismas.

Crea un ‘modo coche’ en tu smartphone. Configura el móvil o utiliza alguna aplicación que silencie avisos y mensajes. Aprovecha también esos estados que indican a los demás que estás conduciendo y les devolverás la llamada más tarde. Apple, por ejemplo, ha creado el modo “No molestar al conducir” que, una vez activo, silencia el móvil, mantiene la pantalla apagada, activa una respuesta automática para los mensajes y filtra tus llamadas permitiendo solo las de los números favoritos.

Sal de casa con los deberes hechos. Es decir, antes de salir, escribe los mensajes que tengas pendientes, infórmate en las redes sociales de las últimas noticias o de las novedades de tus amigos y, sobre todo, avisa a los tuyos de que vas a conducir para que te eviten la tentación. Lo que quieras, pero siempre antes de coger el coche.

Disfruta. Conducir es un placer y en soledad puede serlo todavía más. Aprovecha esos  momentos al volante para escuchar tu música favorita o un programa de radio o podcast que te guste.

No chatees con gente que sabes que también está conduciendo. Lo que vale para ti, también para los demás.

Seguridad ante todo. Nada hay tan urgente ni tan vital como tu seguridad y la de los tuyos, así que todo lo demás puede esperar. Y no vale aprovechar tampoco los atascos, semáforos o cruces para mirar o coger el teléfono, porque solo conseguirás distraerte y estresarte más.

¿Eres dependiente? Si no te convencen estas opciones o la atracción del móvil es más fuerte, ponlo en silencio, boca abajo y no muy cerca. Y si no, apágalo.

La única opción: manos libres. Si necesitas hacer una llamada mientras conduces, tu única alternativa es utilizar la opción “manos libres” incorporada en el vehículo o en accesorios para ellos, aparatos adicionales o utilizar radio con bluetooth que permite conectar el teléfono con los altavoces para hacer y recibir llamadas.

Compartir

Contenido de Content Factory para LOVE ORANGE. En su elaboración no ha intervenido la redacción de este medio.