La tecnología, aliada de la conservación del patrimonio

El director de la Fundación Santa María la Real expone el sistema tecnológico de monitorización del patrimonio dentro de las Jornadas sobre el Futuro en Español

LILIANA MARTÍNEZ COLODRÓN

Medir el grado de humedad, la temperatura o las corrientes del aire, o registrar las vibraciones, las fisuras o la inclinación de un edificio son armas indiscutibles para la conservación del patrimonio. Las joyas del patrimonio románico de la comunidad no solo atesoran una soberbia herencia histórica artística, sino que además guardar en su interior los más punteros sistemas de monotorización adaptados al patrimonio histórico con el fin deevaluar y controlardiversos parámetros decisivos e influyentes en la conservación del edificio.

«De la ruina al Big Data», lo denominó Juan Carlos Prieto, director de la Fundación Santa María la Real, que desveló el funcionamiento de este sistema (Monitoring Heritage System), cuya principal misión es recopilar datos para construir una investigación que logre detectar el grado de afección de los edificios, elaborando un diagnóstico predictivo y determinando el protocolo de actuación preventiva para frenar cualquier posible alteración o deterioro.

Porque como explicó Prieto, «no se trata de obtener miles de datos; lo importante es ser capaces de gestionarlos para poder tener herramientas que nos faciliten la gestión de estos edificios históricos», que finalizó su intervención reivindicando el concepto inteligente no solo para las ciudades, sino también para los territorios, los ríos, etcétera.

La mesa redonda contó además con la participación de Rafael Landín, director de la Fundación Iberdrola; Rafael Martínez, jefe del Servicio de Cultura de la Diputación de Palencia; Fernando Astete, jefe del Parque Arqueológico Nacional de Macho Pichu y Monika Therrien, directora de la Fundación Erigale, de Colombia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos