'Trashumantes', memorias de un represaliado cántabro en la dictadura de Franco

Manuel de Cos, de 90 años, realizó trabajos forzados en Tenerife/
Manuel de Cos, de 90 años, realizó trabajos forzados en Tenerife

El cineasta canario Guillermo Carnero produce un documental basado en las grabaciones realizadas durante 30 años por el cántabro Manuel de Cos a los presos políticos del franquismo y a los inmigrantes que regresaban a la península

EFE

Durante más de 30 años un antiguo represaliado político del franquismo, el cántabro Manuel de Cos, grabó con una cámara Súper-VHS testimonios que muestran desde su regreso a Canarias, donde realizó trabajos forzados, a relatos de los primeros inmigrantes que comenzaban a llegar a España.

Todo se recoge en el documental "Trashumantes", del cineasta canario Guillermo Carnero, que ha sido seleccionado para su estreno en la sección oficial de la Muestra Cinematográfica "Alcances" (Cádiz), en donde se ofrecerán dos pases durante su 47 edición, prevista del 5 al 12 de septiembre.

"Trashumantes", de 65 minutos de duración, es un proyecto documental que surge después de que los productores conocieran en Tenerife a Manuel de Cos, un cántabro -actualmente nonagenario- que regresó a la isla para recorrer de nuevo los parajes de la isla, explica Guillermo Carnero.

Tras la Guerra Civil, Cos, que procedía de una familia republicana, fue trasladado desde Cantabria a Tenerife, junto a otros tantos presos políticos del franquismo, para realizar trabajos forzados en las cumbres de la isla, como la construcción de la carretera de Vilaflor.

Manuel de Cos, a quien se le había conmutado una condena a muerte durante la guerra y cuyo padre fue asesinado en el campo de Mathausen, trabajó tras la contienda española como viajante de joyas por todo el país, lo que aprovechó para ayudar a otros republicanos a cruzar la frontera. Ahí nació el interés de Guillermo Carnero por la vida de Cos, quien le comentó que desde los años 80 del siglo XX había ido cámara en mano grabando acontecimientos que consideraba interesantes, desde manifestaciones a testimonios de personas que habían luchado por alguna causa, sufrido persecución política e incluso los primeros inmigrantes que comenzaban a residir en el país.

"Es un testimonio audiovisual impresionante porque fuimos descubriendo una cantidad infinita de material en la que Manuel de Cos dejó constancia de todo. Fue rastreando su propia vida y entrevistando a personajes que habían formado parte de su pasado, por ejemplo, en la cárcel", relata Guillermo Carnero.

El cineasta ha pasado más de 8 años recopilando, seleccionando y editando las imágenes grabadas por Manuel de Cos con su vieja cámara Súper-VHS, con la que "dio voz a aquellos que al huir de los conflictos políticos y la pobreza de sus países siguen empeñados en continuar su lucha en un país que no siempre les acogió como debía". El propio Manuel fue protagonista de un "exilio" interno, prosigue Carnero, quien describe a "Trashumantes" como un documental "crudo en su relato y en la propia calidad de sus anticuadas imágenes, un viaje cinematográfico al pasado".

Todo esto motivó que Carnero, nacido en Santa Cruz de Tenerife en 1978, haya realizado un documental en el que se alternan el relato de la propia vida de Cos con las imágenes filmadas por el cántabro, seleccionadas entre "centenares de horas, que muestran la lucha de tantos años de alguien modesto, humilde y que grababa sin pretensiones".

Carnero, quien se licenció en Comunicación Audiovisual en la Universidad Complutense de Madrid en 2001 y posteriormente realizó un máster de documental de creación de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, trabaja actualmente en la fase inicial de un nuevo proyecto "entre Edimburgo y Tenerife". El cineasta, que también estudió montaje cinematográfico en la Escuela de San Antonio de los Baños de Cuba, es autor de los documentales "Una inmensa prisión", "Retrato" y "Scotland Clichés", entre otros.