Cantabria ya tiene su ópera

SANE

El estreno de ‘Silencios y excusas’ llenó la sala Argenta del Palacio de Festivales

Rosa Ruiz
ROSA RUIZSantander

El estreno de ‘Silencios y excusas’, la primera ópera cántabra en llevarse a un escenario había levantado mucha expectación. La de los más de cien participantes que desde el principio se volcaron con el proyecto de Pedro A. Terán, su compositor, y la de un público ávido por ver de nuevo una obra lírica en el Palacio de Festivales. Así que ayer la sala Argenta se llenó para seguir la obra casi con la misma curiosidad que interés y acabó ovacionando a los intérpretes y artífices del espectáculo.

En el público, músicos de la región, que desde el principio han apoyado el proyecto, junto a familiares de los participantes y otros aficionados a la ópera. Al estreno no faltaron tampoco las autoridades, como el consejero de Cultura del Gobierno regional, Francisco Fernández Mañanes; la alcaldesa de Santander, Gema Igual, que acudió acompañada de la concejala de Cultura, Miriam Díaz y el alcalde de Arnuero José Manuel Igual ya que el Ecoparque es uno de los patrocinadores, como el Año Jubilar Lebaniego, que también estuvo represenado por el director de la Sociedad General, Manuel Bahillo.

La obra de Pedro A. Terán, un drama en cuatro actos, fue despedida con una ovación por parte del público

Al frente de la representación, el músico Pedro A. Terán, artífice del proyecto. En el escenario y entrebambalinas unas 140 personas entre cantantes, músicos, figurantes, directores, escenógrafos, etcétera, que han trabajado durante dos años de manera altruista para preparar el estreno.

La historia, escrita por David Ayala, es autobiográfica y tiene como argumento un triángulo amoroso en el que uno de los protagonistas se obsesiona y encuentra en su madre el único foco para salir adelante cuando toca fondo. Lucía Tavira (soprano), Vicenç Esteve (tenor), Marina Pardo (mezzosoprano) y Hugo Oliveira (bajo) son los cuatro cantantes que se encargaron de poner voz a esta trama. Tavora es la chica que enamora a los dos amigos, Esteve y Oliveira, mientras que la cántabra Marina Pardo interpreta a la madre del protagonista, en una actuación que se desarrolla en uno de los cuatro actos en los que se desarrolla este drama. Otro de los protagonistas es el coro de la obra. Formado, como la orquesta expresamente para el espectáculo, su papel es esencial en la obra, ya que se convierte es esas voces que atormentan al protagonistas en los momentos más álgidos de la obra.

En cuento a la escenografía que se vió anoche en el Palacio, cuatro decorados diferentes en los que se reconocía la ciudad de Santander y que han sido diseñados por Amia Teran.

Como curiosidad, el vestuario de los personajes. No es muy normal ver a un tenor vestido de vaqueros y con playeras sobre el escenario. Pero la historia es contemporánea y la encargada del vestuario Encarna Ruigómez Trueba puso su máximo interés en que los intérpretes representaran a la calle.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos