«Antes de que un actor empiece a hablar en una película ya lo hace su ropa»

Sonia Grande, diseñadora de vestuario galardonada con un Goya por 'La niña de tus ojos', ayer en el Centro Botín. :: maría gil/
Sonia Grande, diseñadora de vestuario galardonada con un Goya por 'La niña de tus ojos', ayer en el Centro Botín. :: maría gil

Sonia Grande Diseñadora de vestuarioLa figurinista madrileña recibió en el Centro Botín el Premio Especial, 'Las dos orillas', de la muestra clausurada anoche

ROSA M. RUIZ SANTANDER.

Si pensamos en Penélope Cruz y su personaje en la película 'La niña de tus ojos' la imagen que nos viene a la cabeza está enmarcada en un vestido flamenco rojo y amarillo. Tampoco es fácil olvidar el sobrio vestido negro que Nicole Kidman viste en 'Los otros' o los jerseys de punto que Javier Bardem lucía durante su interpretación de Ramón Sampedro en 'Mar adentro'. Detrás de ese vestuario está Sonia Grande (Oviedo, 1964) seguramente la diseñadora de vestuario más solicitada en el país y que ha trabajado a las órdenes de grandes directores como Almodóvar, Woody Allen o Alejandro Amenábar, entre otros. Ayer recibió el primer Premio Especial 'Las Dos Orillas' del Festival Internacional Santander.

-El vestuario es posiblemente lo más vistoso en una película, ¿está reconocido como se merece?

-El vestuario es una narrativa que crece de forma paralela con las otras narrativas de la película, tanto la del guión como la decoración, iluminación y hasta la dirección. El vestuario aporta poesía, información, rigor... Es importantísimo. Y la verdad es que cada vez se está potenciando más. Los productores jóvenes le están dando cada vez más importancia.

«El vestuario es una narrativa que aporta poesía, información y rigor al cine»

-¿Qué aporta el vestuario a una película?

-Te voy a poner un ejemplo. Antes de que un actor empiece a hablar el vestuario ya está contando lo que tiene que decir. Está hablando por él. La imagen aparece vestida de un personaje y el espectador ya está recibiendo información sobre quien es. Tiene un papel muy importante en la narrativa de la película. También aporta textura, poesía, información. Es una de las narrativas silenciosas de la película. No se expresa de una manera verbal, pero lo hace de una manera absoluta.

-¿Que grado de implicación tiene el director de una película en el vestuario?

-Depende del director. Algunos tienen una implicación enorme y otros se mantienen más al margen, pero yo nunca he trabajado con ningún buen director al que el vestuario no le haya parecido fundamental. Luego ya las implicaciones y las perspectivas son distintas. No es lo mismo trabajar con Almodóvar que trabajar con Woody Allen que con Almodóvar.

-¿Y en qué se diferencia trabajar con Woody Allen de Pedro Almodóvar?

-Trabajar con Almodóvar es como pintar al óleo, mientras que Woody Allen es como dibujar. Con este último director se perfilan más los personajes, tal vez de una manera más delicada, mientras que lo de Almodóvar es una implicación mucho más orgánica.

-¿Los actores muestran muchos caprichos con el vestuario?

-No. Eso es un mito que se les ha puesto y que es completamente injusto. Es un tópico. Yo nunca me he encontrado con un actor que me pusiera pegas. Ellos son profesionales que saben que nosotros les vamos a ayudar a defender a su personaje, por eso lo normal es que trabajen con nosotros. En la vida me he encontrado con gente más caprichosa que los actores.

-¿Hay algún tipo de vestuario que aún no haya hecho y le gustaría hacer?

-Lo que realmente quiero es enamorarme del guión. Me da igual que sea una película contemporánea o de época. Lo que quiero es que sea una buena película. Que me cautive el guión y el director porque eso es lo que me hace tener una implicación total. Me gustan las películas para trabajar y no dormirme.

-¿Hay algún vestuario de película que le guste más que el resto?

-Cualquiera de Milena Canonero. (diseñadora entre otras películas de 'Barry Lyndon', 'The Cotton Club' o 'El Gran Hotel Budapest'). Creo que su trabajo es increíble. También me gustaba mucho Danilo Donati, que era el diseñador de Fellini. Mis maestros favoritos están en Italia.

-Empezó estudiando para actriz. ¿Cómo acabó convertida en figurinista?

-Empecé estudiando en el Conservatorio de Arte Dramático porque era el único lugar en Madrid donde se podía estudiar alguna asignatura que correspondía al diseño de vestuario y a la parte de escenografía. Cuando acabé empecé a hacer prácticas en el Teatro Español y allí, su director Miguel Narros me animó a hacer una prueba de actriz. Hice dos o tres cosas hasta que le acabé confesando que a mí no me gustaba la interpretación. Pero eso fue en mi época de prácticas. Lo que sí tuve suerte es poder trabajar con Narros y Andrea D´Odorico que eran unos magos de la escena y del vestuario. Después de diez años de trabajo en el teatro me fue fácil entrar en el cine porque yo tenía una preparación de trajes de época desde muy joven que, en general, los diseñadores jóvenes en España no tenían.

-¿Hasta que punto es importante para un diseñador de vestuario el paso por una Escuela de Cine?

-Es importantisimo y, por desgracia en España seguimos sin una escuela oficial de vestuario. No existe, la Escuela Oficial de Cine únicamente tiene un máster. Un alumno no puede entrar en ese centro para convertirse en diseñador.

-¿Qué momento vive el cine español?

- Ha pasado una etapa muy dura durante la crisis. Los productores lo han tenido muy complicado y creo que se ha sentido en las películas. Se ha hecho un cine más centrado en comedias comerciales, yo creo que para remontar esa situación económica tan caótica. Ya ha llegado el momento de recuperar el cine de autor, que siempre hemos tenido y que hemos perdido últimamente.

-¿Y por qué ahora es el momento?

-El cambio de Gobierno se vive con mucha ilusión. Yo confío mucho en que se abran nuevas vías porque tengo la sensación de que la cultura de este país estaba muy dormida y muy poco potenciada. España siempre ha dado grandes creadores, de todos los géneros, por lo que espero del Gobierno una mayor implicación o una responsabilidad sobre esto.

-¿En qué está trabajando ahora?

-Estoy trabajando en la película de Alejandro Amenábar 'Mientras dure la guerra' sobre Miguel de Unamuno y me ha llegado un proyecto para rodar en México, Nuevo México y Los Ángeles, pero no puedo decir con quién.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos