«El cuadro refleja cómo entiendo el mundo»

«El cuadro refleja cómo entiendo el mundo»
Javier Rosendo

María Paz Herrera | Pintora

Lucía Alcolea
LUCÍA ALCOLEAComillas

Se la conoce por haber ganado el concurso de 'Pasapalabra' de Telecinco hace cuatro años, pero resulta que María Paz Herrera es tan ducha con el pincel como con las palabras. Una faceta, la de artista, que ha mostrado este verano en la IV Exposición de Aselart de Mazcuerras y con la que también se ha recorrido varios concursos de pintura de diversos municipios de Cantabria, entre ellos el de Comillas.

-Así que pinta.

-Pinto antes de toda esta aventura de la tele, solo que lo tenía un poco abandonado. Soy arquitecto de profesión, por lo que estoy muy influenciada por este tema a la hora de pintar y casi todas mis obras reflejan lugares o edificios de Cantabria. Me gusta pintar portaladas, casonas, pueblos y cosas así.

«El artista puede remarcar lo que más le interesa e iluminar un detalle y ensombrecer otro»

-¿Por qué decide participar en Aselart?

-Me llamaron y decidí sacudirme la pereza y terminar cosas que tenía empezadas desde hacía tiempo para poder llevarlas a Aselart. Excepto un bodegón de frutas y un par de naturalezas muertas con flores, el resto de obras pertenecen a temas de Cantabria.

-¿Hace fotografías de los paisajes o se lleva el caballete a la calle?

-Casi todos los cuadros de esta exposición los empecé en concursos de pintura rápida de los que hacen en los pueblos de Cantabria en verano, y en los que solía participar. He recorrido Reocín, Polanco, Torrelavega, Comillas... Se trata de una buena ocasión para pintar y pasar desapercibido, porque participa bastante gente. Suelo sacar una fotografía del lugar que estoy pintando para inmortalizar el momento, porque los paisajes cambian a medida que pasan las horas. De hecho, el cambio en las luces y en las sombras hizo que una vez me equivocase en Comillas.

-¿Uno pinta bajo mucha presión en este tipo de concursos?

-Sí, porque el cuadro ha de tener sentido y puede suceder que una parte de la obra te quede muy bien y la otra no tanto, de forma que se nota que lo has hecho deprisa porque se te terminaba el tiempo. Además, los formatos son cada vez más grandes y eso lo complica bastante. Cuando entregas el trabajo te das cuenta de lo cansado que resulta y de la presión a la que estás sometida. Yo terminaba rendida.

«Es muy meritorio cómo convierten Mazcuerras en un espacio de arte durante el verano»

-¿Pinta lo que ve o lo que le sugiere lo que ve?

-Soy más de pintar lo que veo. Soy consciente de que no aporto mucho a la pintura, porque mi estilo es muy realista y reflejo cómo veo las cosas. Lo que yo hago lo hacía Velázquez hace 400 años y mucho mejor que yo. En este sentido, no realizo una aportación insuperable al mundo del arte. Lo que sí reconozco es que mis obras a veces sirven de testigo o como prueba del paso del tiempo. Tengo cuadros que inicié hace tres o cuatro años y no te imaginas lo que puede cambiar el paisaje en poco tiempo.

-¿Los artistas posan más la mirada que el resto de las personas?

-Yo creo que sí y además hacemos una selección a la hora de mirar. Yo hago mucha fotografía y me gusta y para eso hay que saber mirar. Con el arte, puedes encontrar algo precioso en un panorama feo. No tengo coche y suelo ir a los sitios caminando, lo que me permite ver cosas que hoy en día la gente no mira con la velocidad a la que sucede todo. Si uno tiene paciencia puede encontrar cosas espectaculares.

-¿En el proceso de pintar un cuadro hay frustración?

-La mayor parte es frustración, porque yo quisiera pintar como Velázquez, pero no me sale. Mi estilo es muy realista y me gustaría reflejar todo como es, aunque en realidad reflejamos las cosas como las vemos nosotros, ya que no todos miramos y vemos lo mismo. El artista puede remarcar lo que más le interesa, iluminar un detalle y ensombrecer otro. El cuadro refleja nuestra forma de entender el mundo y hace partícipes a los demás.

-¿Cómo ha sido hacer partícipes a los demás en Aselart?

-Me tocó exponer con otra artista llamada Candelas Durán con la que estuve encantada. La verdad es que no iba muy convencida y ha resultado una experiencia muy satisfactoria. Me he sentido muy apoyada por José Manuel Gutiérrez y Fernando Vega, dos de los organizadores, porque han estado muy atentos durante todo el tiempo. Es increíble y muy meritorio cómo convierten Mazcuerras en un espacio de arte durante todo el verano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos