Juanjo Viota expone en La Central 1897 una retrospectiva esencial de su creación

Obra de Viota de la etapa figurativa. Abajo, detalle de otra de sus creaciones expuestas en el espacio santanderino./
Obra de Viota de la etapa figurativa. Abajo, detalle de otra de sus creaciones expuestas en el espacio santanderino.

El espacio santanderino acoge un itinerario, bajo el nombre de 'Escenas de un imaginario mutante', que refleja su variedad, riqueza plástica y cambio de estilo y de expresión»

GUILLERMO BALBONA SANTANDER.

Una retrospectiva solo es posible cuando una voz, un discurso, un lenguaje creativo gozan de personalidad y de fundamento. La trayectoria de Juanjo Viota participa de todos ellos. Ahora el espacio santanderino La Central 1897, creado y dirigido por Nieves Fernández, dedica una revisión de sus creaciones y etapas que permiten recorrer su pintura. El artista recala con su exposición «escenas de un imaginario mutante». Casi una treintena de obras de distintas épocas del artista cántabro que van desde el pequeño al gran formato se exhiben al público hasta el 8 de diciembre.

Licenciado en Bellas Artes y creativo de gran recorrido, con extenso currículum de exposiciones y premios se reconoce a sí mismo como un creativo constante en busca de materializar aquello que intuye y siente: «Soy intuitivo y poco racional y todo lo que hago tiene que ver con lo creativo, todo lo que pienso, lo que se filtra a través de la mirada, lo transformo en una forma de hacer: Mi obra».

Hace apena dos años las 'escenas de un imaginario mutante' vertebraron la muestra de Viota (1964) en el Espacio Garcilaso de Torrelavega. Bajo el epígrafe de 'La materia de los sueños' el artista cántabro protagonizó una retrospectiva que permitía «entender las distintas etapas de su trayectoria pictórica a lo largo de los últimos veinticinco años». Una selección significativa de pinturas caracterizadas por el «apasionamiento y el dinamismo» creativo de un autor con capacidad para desarrollar gran amplitud de registros.

Su trayectoria que avanza ya hacia las tres décadas, es un periodo creativo construido con «los procesos inconscientes del sueño y con el material estético de la imaginación». Las obras que se exponen en La Central 1897 provienen de distintas épocas del artista que van desde la figuración en una primera etapa, pasando por la abstracción hasta el realismo del presente. El título de la muestra 'Escenas de un imaginario mutante' refleja esa diversidad artística que sorprende por su riqueza plástica y el cambio de estilos y formas de expresión. Así se exhiben obras de su primera fase creativa, en la que el artista estaba preocupado por la idea de la muerte que transformaba en un mundo enigmático en el que pintaba formas orgánicas de difícil lectura, veladuras y formas redondas. A ella pertenecen sus series de andamios, parte de las cuales están recogidas en esta exposición.

«Necesitaba expresarme con mucha velocidad, estaba muy mediatizado por el concepto efímero de la vida. Luego me di cuenta que todo era más lento». El segundo grupo de obras pertenecen a su segunda etapa en la que Viota pasa de lo enigmático a lo lúdico, «un mundo más divertido y más colorista, de abstracción orgánica, de formas interrelacionadas de difícil lectura y personajes de lo más variopinto de formas vegetales o formas geométricas».

Por último y como en casi todas las trayectorias creativas, el artista vuelve a lo anterior, a la figuración pero transformada por su experiencia artística de técnica y composición, etapa a la que pertenecen sus obras en las que representa «un mundo figurativo de realismo en donde las representaciones son identificables».

Se nutría de personajes del mundo del cómic, de una fauna muy amplia, un espectro amplio de personajes que pertenecían al mundo de la prehistoria, por ejemplo, y el mundo del cómic, fusionados con otros animales de la fauna contemporánea...».

Viota desarrolla siempre un universo formal de carácter simbólico que sugiere la búsqueda del yo. El artista participó en 2005 en el Simposio Internacional Sianoja y ha expuesto, de forma individual, en Salamanca, Bilbao, o Avilés, así como en colectivas en Madrid, Chicago, Ámsterdam y Bélgica.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos