El Planeta pinta en negro

El presidente del Grupo Planeta, José Manuel Lara , junto a Rosa Regás (i) y Carmen Posadas./
El presidente del Grupo Planeta, José Manuel Lara , junto a Rosa Regás (i) y Carmen Posadas.

Las novelas policíacas predominan entre las diez finalistas del premio, que falla este miércoles su LXIII edición

MIGUEL LORENCIMadrid

El Planeta 2014 pinta en negro y trae aromas de tequila y mezcal. Buena parte de las diez finalistas son novelas policíacas y de trama negra, según destacó el jurado este martes, en la víspera de la concesión el galardón. El premio mejor pagado del sector editorial hispano podría además irse a la otra orilla del Atlántico, sección mesoamericana. El afortunado/a se embolsará los 601.000 euros, la jugosa bolsa del premio -150.250 para la finalista-, que entregará José Manuel Lara junto Artur Mas, Ana Pastor y José María Lasalle, en ausencia, de nuevo de José Ignacio Wert, titular de Cultura.

Más noticias

La rumorología y las apuestas en torno al galardón, que falla este miércoles su LXIII edición, jugaba mas con las generalidades que con los nombres, que escasearon pero no faltaron. El propio José Manuel Lara, presidente del emporio Planeta y que condujo la rueda de prensa, validó en cierta manera la pista mexicana. Son varios los autores del país azteca que publican en sellos de la esfera de Planeta, como Jorge Volpi, cuya aspiraciones rebajó el propio Lara. Su nombre se barajaba en cábalas de mantel junto a los de Pedro Ángel Palou, Ignacio Padilla, Javier Velasco o Paco Ignacio Taibo.

Además de la pista Hispanoamérica, la otra corriente es de corte académico. Y es ahí donde emerge Carme Riera, autora mallorquina y profesora universitaria en Barcelona con plaza en la RAE. Como Juan Luis Cebrián, otro de los miembros de la docta casa y cuyo nombre se barajó sin demasiada fuerza en algún corrillo.

También se colaron entre los apuntes de última hora autores de esta orilla del español, como Domingo Villar, narrador que ha publicado dos estupendas novelas negras en Siruela, traducidas a una decena de idiomas, y que tenía pendiente una tercera que aún no ha visto la luz. Se citó igualmente al peruano Fernando Iwasaki, al argentino Guillermo Martínez y periodistas como Alfonso Rojo.

Criba

Este año se han presentado 453 novelas, de las que diez han superado la criba y han llegado a la final. "Hay un claro predominio de la novela policíaca, mientras que ha bajado sensiblemente la presencia de novelas históricas", explicaba Juan Eslava Galán, en calidad de portavoz del jurado. "Está claro que se escribe lo que se lee, y las modas literarias van y vienen", dijo antes de glosar titulos de candidatas como 'Los crímenes del cromosoma XY', "que es un thriller policíaco y político de estilo anglosajón que traslada el conflicto ucraniano a Marbella" o 'Se llamaba Sébastien', "una intriga detectivesca con una historia de amor otoñal de fondo". Hay también "tramas de misterio con toques de comedia al estilo de 'La comunidad' como 'El 44 de la calla Armonía' o 'La ciudad de las tormentas', ambientada en la Venezuela actual y en la que "un periodista un tanto naif investiga los bajos fondos de Caracas".

En el saco del costumbrismo colocó títulos como 'Un hombre indeciso', 'Donde brotan las violetas' y 'La vida no regalada de Lorenzo Almendro', que definió como "una saga familiar jienense que acaba en la Barcelona del tardofranquismo".

Todo indica que la obra ganadora será una de las cinco presentadas bajo pseudónimo: 'Se llamaba Sébastien', de Coral Teide; 'Donde brotan las violetas', de Daniel de Jorge; 'Los crímenes del cromosoma XY', de Eduardo Nevado; 'El 44 de la calle Armonía', de C. D. Casino y 'Un hombre indeciso (Doce meses en la vida de Horacio)', de Lares.

Las otras cinco se presentaron a cara descubierta: 'Comiendo sonrisas a solas', de Tadea Lizarbe Horcada; 'La vida no regalada de Lorenzo Almendro', de Luis Cabrera Sánchez; 'El viaje', de Miguel Siso-Fernández; 'La ciudad de las tormentas', de Jesús Miguel Martínez, y 'Alas retráctiles', de Alfonso Pereyra.

Poco antes de la medianoche de este miércoles se conocerá el fallo que pondrá fin a la multitudinaria cena que acogerá el Palau de Congressos de Catalunya, a la que asistirán, además del presidente de la Generalitat, Artur Mas, la ministra de Fomento, Ana Pastor, el secretario de Estado de Cultura, Juan Manuel Lassalle, y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

Junto a Eslava Galán integran el jurado Pere Gimferrer, Alberto Blecua, Carmen Posadas, Rosa Regás, Emili Rosales y Fernando Delgado, que se incorpora esta año en sustitución de Ángeles Caso.